¿Cómo llegué a ser mamá canguro? Por Luisa: “No era tarde para llevarla en portabebé”

Luisa, Aranda de Duero (Burgos). 

Soy Luisa, tengo dos niñas, de 5 años y de dos años y medio y voy a relatar mi historia con los portabebés.

Cuando tuve a mi hija mayor, opté por la lactancia materna, para mí era la única opción. Y cuando mi hija con 11 meses quiso destetarse, busqué información en internet. Encontré el foro de Crianza Natural y allí supe que mi niña pasaba por una huelga de lactancia. (Allí descubrí también que existían otros portabebés que no fueran la “baby colgón” -BabyBjörn- que yo tenía, pero no me atrevía a dar el paso por más que me llamaban la atención). Lamentablemente, no quiso continuar con la teta, “me destetó”, y para mí fue muy, muy frustrante.

Ya entonces planeábamos un segundo embarazo, y no dejé de informarme sobre embarazo, parto respetado, sobre lactancia y sobre crianza con apego. Así, mi hija pequeña vino al mundo de una manera más natural, con un parto más respetado, aunque no tanto como hubiera querido… En cuanto a la lactancia, tenía claro que quería hacerlo mejor y, al menos, tenía información para, si ocurría otra huelga de lactancia, saber cómo actuar. Pero esto no pasó y mi hija hoy tiene ya 31 meses y seguimos lactando feliz y satisfactoriamente.

La falta de apoyo en mi zona y el desconocimiento total incluso por parte de algunos profesionales de la salud me hizo crear el grupo de apoyo a la lactancia hace un año. Y fue más o menos entonces cuando fui redescubriendo los beneficios de usar portabebés. Ya con la mayor habíamos tenido la “baby colgona”, regalada con cariño, como si fuera realmente lo mejor del mundo. Pero no era cómoda ni para nosotros ni para ella. Entonces no supimos de los portabebés tradicionales, ¡qué pena! Pero mi hija pequeña ya tenía más de año y medio… ¿Era tarde para llevarla en portabebé? No. Me hice con un pouch prestado por mi buena amiga Claudia (Multilacta) para ver si con la edad de mi hija era o no tarde para empezar. Y no, señor, nunca es tarde si la dicha es buena, como dice el refrán. Mis hijas pesan poquito, quizá por eso el pouch me va bien, porque por edad creo que ya vamos justas… La experiencia fue (y es) magnífica, y a ella cada día le gusta más. Nosotras lo llamamos “el invento” y la niña me pide ir en el invento, es fabuloso.

Más adelante, me enamoré de los mei tai; también debido a la edad, que aunque pesa poco, es grande, y con un mei tai me veo llevándola por más tiempo. Cada tela que veo en un vestido, en una cortina, en un bolso… me parece preciosa para hacer uno. Y me lo hice. La economía no está para derrochar, y con la edad de mi hija no me atrevo a gastar mucho dinero en portabebés que ya llevarían 2 años y medio de retraso, así que puse el ingenio a trabajar y las manos a coser, y me hice mi mei tai. Precioso, claro, ¡qué voy yo a decir! La niña está contenta, y la gente nos mira y murmura… pero nosotras estamos felices. Y estamos haciendo que muchas otras mamás al menos se planteen la posibilidad, que nos vean, que sepan que hay otras opciones…

Desde el grupo de apoyo a lactancia hemos hecho un taller de portabebés y esperamos hacer otro (u otros) este curso que ahora empieza. Y mientras, sigo aprendiendo de vosotras y disfrutando cada vez que mi hija me pide ir en el invento y se olvida de que quiere ser mayor y de su independencia para seguir siendo un bebé en mis brazos.

Si tengo un tercer (deseadísimo) hijo, compraré un fular y sacaré partido a mi pouch prestado y a mi mei tai casero. Y ahora, lo mejor de todo, es que mis hijas juegan, además de a dar el pecho a sus muñecos, a llevarlos en sus pouches caseros. Les he fabricado uno a cada una con unas camisetas siguiendo las instrucciones de esta página… Creo que mis hijas son partidarias de la crianza con apego y eso me parece un buen futuro para cuando ellas sean mamis.

5 comentarios

  1. Gracias por compartir tu historia y enhorabuena por esas niñas tan preciosas.

  2. GRacias Luisa por contribuir a que nuestras hijas, hermanas, sobrinas, etc. … sepan que hay otra forma más natural de hacer las cosas….
    Y enhorabuena por tu labor en fomentar la lactancia y los portabebés 🙂

  3. Lu, qué linda!! Me ha encantado tu relato.
    Gracias por mencionarme y hacerme parte de tu linda historia de portabebés.

  4. Gracias a vosotras!

  5. Luisa, que chulo tu relato, sobretodo ahora que te conozco! Lo cierto es que no me extraña que llevaras a tu niña de año y medio en un pouch, ni que te hicieras un mei.tai, ni que montaras LACTARANDA.
    Eres una tia con las ideas muy claras y sobretodo, las ganas de hacerlo. Somos nosotras las que tenemos que movernos, desde la comodidad no se cambia nada.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: