Bebés y mamás “canguro” toman las calles de Ferrol

Bebés y mamás «canguro» toman las calles de Ferrol

Por el agujerito de La Mirilla se cuelan hoy muchos bebés. Y también algunos papás y mamás. Pero empecemos por el principio que si no me pierdo. Sábado por la mañana. Calle Real de Ferrol. Un tropel de madres y padres avanzan por la avenida con sus bebitos a cuestas. En los brazos, vaya. O para entendernos mejor, en el colo, como decimos en Galicia. No es que a esta pandilla se le hayan olvidado los carritos en casa. Ni tampoco ocurre que no tengan dinero para ellos. Lo que pasa es que a estos padres les gusta llevar a sus hijos así. Bien pegaditos al cuerpo. Piel con piel. Calentitos. Y ocurre -también- que todos ellos se echaron ayer a la calle para conmemorar la Semana Mundial de la Crianza en Brazos con una marcha por el centro de Ferrol. Entre ellos se encontraba Beatriz Rodríguez , vicepresidenta de BBTTA -la asociación que fomenta la lactancia materna en Narón- y miembro de la Red Canguro , quien me explicó que lo de llevar al niño en el colo tiene muchos beneficios. ¿Por ejemplo? «Pues uno de ellos es que reduce los cólicos del bebé», dice Beatriz muy sonriente. ¿Pero acabarás con la espalda machacada?, inquiero yo. «Pues no, porque para eso existen unos portabebés muy cómodos, que te permiten coger al bebé con menos esfuerzo que llevándolo en brazos», espeta ella sin perder un segundo.

En la marcha también está (¡cómo no iba a ser así!) Isaura González , una matrona comprometida donde las haya con las embarazadas y sus retoños. Y, además de a Beatriz, también me encuentro a otras muchas mamás con sus portabebés. Tal vez piensen que son todos iguales, pero no es así. Sonia , por ejemplo, llevaba a su hijo David, de 18 meses, en un modelo mei tai , que tiene sus raíces en la cultura china; mientras que la hija de Beatriz Rodríguez se aferraba al pecho de Isaura González sostenida por un portabebés tipo pouch , que es ideal para niños más grandes. También está el modelo de inspiración foulard , que llevaba la alemana Cristiane Kaudel , quien me explicó que en su país, al igual que lo que ocurre en Francia, lo de llevar a los niños en brazos está mucho más extendido que aquí. En fin, que todas contaban maravillas del estilo de vida canguro. Antes de despedirnos, me explicaron que, además de reducir los cólicos, mejora el vínculo afectivo y contribuye a la madurez neuronal de los pequechos. Pues habrá que probarlo, ¿no?

Autor:
B. Antón y Luis A. Núñez redac.ferrol@lavoz.es

Publicado en La Voz de Galicia.es

La Voz de Galicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: