Llevar al bebé mirando hacia el frente en el carrito puede ser perjudicial para su desarrollo

Artículo extraído de BBC News. Traducido por Red Canguro.

Un estudio sugiere que los niños que son llevados en carritos mirando hacia el frente, no hacia los padres, podrían ver afectado su desarrollo. Los investigadores se dieron cuenta de que los jóvenes del estudio que se colocaron de cara al “conductor” del carrito eran más proclives a hablar, reirse e interactuar.

Se estudiaron más de 2700 parejas padres-hijos en el Reino Unido y se realizó un estudio más pequeño en Dundee. Los padres de carritos “mirando hacia afuera” hablaron menos a sus hijos y los menores estaban más estresados.

Risa cara-a-cara

El estudio fue dirigido por la doctora Suzanne Zeedyk de la Universidad de Dundee, en colaboración con la National Literacy Trust (NLT). En total 2722 parejas padres-hijos fueron observadas en 54 areas en todo el país.

La doctora Zeedyk luego estudió 20 bebés yendo en carrito durante una milla en el centro de Dundee. Los niños realizaron la mitad del trayecto en un cochecito mirando hacia afuera y la otra mitad de cara a sus madres.
Sólo un bebé rió durante el trayecto mirando hacia fuera, mientras que la mitad de ellos rieron en el recorrido cara-a-cara.

“Para muchos bebés, la vida cotidiana en un carrito es emocionalmente empobrecedora y posiblemente estresante” – Dra. Suzanne Zeedyk

La media del pulso de los niños también bajó ligeramente cuando miraban a sus madres y tenían el doble de posibilidades de dormirse – lo que podría indicar el reducido nivel de estrés, según la dra. Zeedyk.

En el estudio se encontró que el 62% de todos los niños viajaban en cochecitos mirando hacia fuera. Este numero aumentaba aun más entre aquellos que tenían entre uno y dos años, hasta el 82%.

Los padres con cochecitos cara-a-cara resultaron el doble de proclives a hablar con sus hijos, aunque sólo el 22% de aquellos estudiados charlaron con sus hijos.

La dra. Zeedyk dijo: “Si los niños pasan cantidades significativas de tiempo en un carrito que daña su habilidad de comunicarse fácilmente con sus padres, a la edad en la que el cerebro más se está desarrollando, esto tiene que tener un impacto negativo en su desarrollo”

“Nuestro estudio experimental ha desmostrado que, simplemente girando la sillita, la media de padres que habla a sus hijos !se dobló! ”

“Nuestros datos sugieren que, para muchos bebés hoy, la vida en un carrito es emocionalmente empobrecedora y posiblemente estresante. Los bebés estresados se convierten en adultos con ansiedad”

La dra. Zeedyk reclamó que se lleve a cabo un estudio más amplio para que los padres puedan hacer la mejor elección para el desarrollo de sus hijos

Vídeo original de la noticia en inglés

5 comentarios

  1. me encanta esta noticia, siempre que observo a los niños en sus carritos pienso igual: que caritas más tristes

  2. […] Artículo extraído de BBC News.Traducido por Red Canguro. […]

  3. Es muy interesante, me lo “copio” en Lactabia, gracias😉

    besiños

  4. ¡Qué artículo tan interesante! Y me alegro de que por fin me dé alguien la razón… Cuando no porteo a mi hija de 33 meses y la llevo en carrito, siempre va mirando hacia mí, y la gente me dice de todo por llevarla así alegando que ya es muy mayor, etc etc. Sin embargo yo me echo unas risas y unas conversaciones con mi hija estupendas…
    Con vuestro permiso, lo copio en nuestra web citando procedencia. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: