¿Cómo llegué a ser abuela canguro? Por Mª Carmen: “…y luego la melancolía de llegar a casa y tener que soltarla”

Todas las tardes salía con mi niña en su sillita; solía bajar de paseo al centro de la ciudad: la niña abajo, yo arriba. A veces hablaba con ella, pero no era fácil porque ella tenía que volver la cabecita para mirarme, además el ruido de los coches no facilitaba la comunicación.

Y todas las tardes, a la caída del sol regresaba. Subía la no tan suave avenida que nos conducía hasta casa: la estampa ya era distinta: mi niña sentada sobre mi cadera, yo la sujetaba a la altura de su cintura con mi brazo izquierdo; con el derecho conducía la sillita vacía. A veces la sillita nos traicionaba haciendo algunas eses, que hacían partirse de risa a mi niña y que a mí me obligaron a llevar muñequera durante bastante tiempo. Supongo que volvería cansada, aunque en realidad no lo recuerdo; pero sin embargo sí recuerdo con claridad que mi niña me acariciaba la cara, se abrazaba a mi cuello, parlucheábamos, nos reíamos…

Mi niña ya tiene treinta años y a su vez tiene otra niña. Cuando estaba embarazada me dijo que le gustaría usar portabebés para llevarla cerca. Me pareció una locura: los niños crecen y pronto pesará mucho, te dolerá la espalda…

Luego recordé que yo sin portabebés prácticamente hacía lo mismo. Una bandolera o un mei-tai, a buen seguro me hubiera facilitado mucho la vuelta a casa cada tarde…

Después he podido ver cómo mi hija paseaba con la suya, igual que yo lo hacía, pero de forma mucho más cómoda: sus caritas cerca, sus manos a la distancia del abrazo, el pecho a la altura del amamantamiento, sus respiraciones casi acompasadas…

Y yo también he podido disfrutar de esa paz: la niña –en este caso mi nieta- enfundada en un mei-tai, dormida sobre mi regazo a la hora del paseo, besar su cabecita, canturrearla al oído…, y luego la melancolía de llegar a casa y tener que soltarla.

***Lee el artículo de Red Canguro “Portabebés y abuelos u otros familiares… Un mundo lleno de amor”.***

10 comentarios

  1. ¡qué suerte tiene Selena con esos padres y esa abuela!
    ¡Enhorabuena, me ha emocionado la experiencia!

    Besiño

  2. Que bonito!!! ayyy, se me saltan las lágrimas!!

  3. a mí tb se me saltan!!
    Ole por los abus canguro!! Y aprovecho para agradecerle a mi suegri, que no se ha cortado en probar todos los “trapos” que le he dejado, para portear a mi niño

  4. Me ha encantado tu relato, tan tierno!

  5. Gracias a esa abuela por compartir con tod@s nostro@s esa maravillosa experiencia y de haberse dado cuenta que los portabebés son más que una simple moda, que nos facilitan la vida y en muchas ocasiones nos la da!! ojala tod@s los abuel@s pudieran reconocer y sentir todos estos beneficios del porteo. Seguro que muchas cosas cambiarían!!
    Besines.

  6. Precioso relato e infinita ternura. Que pena que mi mami siendo tan Joven no le diera tiempo a ser canguro. El Cáncer la debilitó en los primeros meses de Noa y luego se la llevó, con 52 años. Ahora al leer este relato pienso que hubiera sido una perfecta abuela canguro como usted y me da nostalgía y a la vez ternura al ver que otras abuelas se suman a esto tan bonito. El cangureo. Gracias por su relato.

    • Gracias a todas. Se ve que cuando se escribe con el corazón se recibe también con el corazón…
      Zazu me han emocionado tus lineas. Creo haberte leido alguna vez y me parece que vives en Alicante ¿no?, igual somos vecinas. Te leí acerca de la enfermedad de tu madre, y ahora conozco el desenlace. ¿Cuanto lo siento!.
      Mucho ánimo tesoro, y a lo mejor te encuentro cualquier día cangureando por cualquier calle de la ciudad…
      Un besito.

  7. Aysss hacia un tiempito que no pasaba por aqui, y hoy me encuentro con selena en la portada!!!! que bonito relato!!!
    Gracias por compartirlo …

  8. Jo no me puedo creer que este llorando…me encanta!!! ojala mi madre pudiera hacerlo, aunque por su salud le es imposible. Pero es una abu canguro de corazon.

  9. Me ha emocionado mucho el relato, lloro de la emoción… que suerte tienes Lara de tener un madre canguro y Selena de tener una abuela canguro orgullosa de serlo y feliz de compartir esos momentos tan especiales con su nieta.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: