Cuando faltan brazos…

Artículo redactado por AbiMenorca para Red Canguro

Mi hija tenía 15 meses cuando me quedé embarazada de nuevo. Era lo que queríamos, que no se llevaran mucho tiempo. Al fin y al cabo, teníamos nuestros portabebés para portear al pequeñ@ y atender a la mayor… Estos eran mis inocentes pensamientos antes de la ecografía de las 12 semanas. Ahí nos dieron la gran sorpresa, ¡venían dos! Y de repente me faltaban brazos…

He de decir que mi experiencia con el porteo de múltiples se puede considerar más “ocasional” que diaria. Los primeros meses me los pasé dando el pecho, en casa en el sofá/cama y cuando íbamos a la calle siempre llevaba a alguna de las dos enganchada, por lo que el que más porteaba era el papá (bueno, yo porteaba… pero a brazo pelado, porque era terminar con una y empezar con la otra –o las dos a la vez-).

Por otro lado, aunque no los usaba a diario, sí que eran mi gran tabla de salvación para poder atender a una de ellas si la otra lloraba o un momento dado, para portearlas a las dos a la vez si teníamos alguna crisis en ciernes.

Conforme mis chiquis se han hecho más grandes, nos hemos hecho expertos en combinaciones portabebés/carritos de todo tipo.

Desde pasear con el carrito gemelar y el carrito de la mayor (este último vacío y la niña paseando a sus muñecos en su propio mini-carrito) hasta portear yo a las dos peques a la vez, una delante y otra detrás y la mayor en brazos de su padre. Creo que cuando eres papá o mamá de un combinado 1 + 2 (o más) los portabebés son un aliado muy especial, porque te suponen un “brazo extra”.

Mis portabebés favoritos para usarlos con múltiples son sin duda el fular elástico para el principio y conforme van siendo más autónomos, cualquier porta bebé que sea rápido de poner y cómodo (ahí me decanto más por mochilas o mei-tais o incluso portabebés africanos, tipo kanga o bambará).

Digo lo de rápido de poner porque mi personal experiencia (no soy muy diestra) es que cuando tienes un momento de crisis –las dos lloran, a cada cual más fuerte, quieres atenderlas YA y no puedes-, atarte un fular medio decentemente es una empresa difícil.

Quiero animar a todas las mamás o futuras mamás de múltiples a que se informen sobre los tipos de portabebés que existen, porque de verdad que hay uno para cada tipo de persona y para cada momento y facilitan la vida muchísimo, por no hablar del disfrute que supone llevar a tus pequeños cerca del corazón (muchos, aunque no todos los múltiples, nacen prematuros o con bajo peso, por lo que el porteo es aún más importante y satisfactorio).

Yo saqué a mis pequeñas del hospital juntitas en un fular elástico. Puede que el nudo no fuera el mejor, puede que la postura no fuera la más correcta, pero yo me sentía la mujer más dichosa el mundo. Y así me sigo sintiendo…

Más experiencias

…de otras mamás del foro de Red Canguro.

Celita:

Sin duda una de las mayores frustaciones de una mamá de mellizos es tener que dejar desatendido a uno de ellos para atender al otro. Eso convierte por ejemplo la hora del baño en un rato de mucho estrés. Por eso estoy tan agradecida de haber conocido el mundo de los portabebés: en nuestro caso nos ha permitido transformar muchos momentos de agobio en ratos de puro disfrute.

2 comentarios

  1. Qué lindo artículo! qué mamás llenas de amor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: