Senderismo con bebés. Elegir un buen portabebés

Artículo de Mercedes Granda publicado originalmente en Mi Saquito Mágico y reproducido con permiso de la autora.

Desde siempre hemos practicado senderismo, un bálsamo para el alma que nos encanta. ¿Y ahora con bebé? Si antes de ser padres lo hacíamos, ¿porqué siendo papa y mama no íbamos a continuar?. Nuestras primeras caminatas de papás primerizos no fueron con el mejor de los portabebés, sin embargo cuando descubrimos los portabebés ergonómicos no sabíamos que podía ser tán fácil y divertido compartir esta experiencia con nuestros hijos.

Desde grandes salidas a pequeños paseos hemos practicado un poco de todo. Hemos subido a altitudes considerables o hemos dado simples paseos en el parque o en el campo. En cualquier caso siempre han sido experiencias maravillosas en las que los portabebés nos han ayudado a hacer desaparecer las barreras y a disfrutar enormemente juntos en total comodidad y sencillez.

La elección de un buen portabebé

En cualquier caso siempre debemos elegir un portabebé con apoyo en dos hombros. Por lo general vamos a pasar bastante tiempo caminando y sería absurdo pensar que podemos cargar con el bebé de manera asimétrica durante largo tiempo. Incluso si es un bebé que ya anda, la actividad que vamos a hacer no facilitará el sube y baja del bebé ya que lo que pretendemos es estar en movimiento.

Los tres tipos de portabebés más adecuados para esta actividad son: el fular, (tejido) de preferencia, el mei-tai o la mochila ergonómica.

Opción 1. El fular porta bebés

El fular es probablemente la mejor opción y, lo más importante, la más cómoda. Es versatil, y cuando aprendes a usarlo es sencillo y original, ya que puedes cambiar de nudo según la edad del bebé, el momento del día, la situación, etc…

Cuando su uso es correcto, es cómodo, y quizás el mejor adaptado para un porteo de larga duración, incluso cuando el niño ya tiene uno o dos años, y más aún si no es demasiado pesado (+12-13 kg).

Las ventajas con respecto a otras opciones son el tipo de tejido (naturales como el algodón, mezclas con lino, u otros), son transpirables y termoregulables, además poseen una buena adaptabilidad tanto al porteador como al porteado, buen sostén del peso y repartición del mismo en el torso o conjunto del tronco del porteador. No añaden peso al del niño pues carecen de arneses o armazones.

Los inconvenientes: requiere un aprendizaje más largo, el fular es un dispositivo que necesita práctica, observación y sobre todo, paciencia, pero te devuelve con creces el tiempo empleado en aprender a usarlo.

Una ventaja insospechada es que en parado se vuelve útil como manta para el suelo, cambiador (con cuidado de no mancharlo) o incluso hamaca entre dos árboles. Tu imaginación será el límite.


Opción 2. El tradicional Mei-tai

Una segunda opción es el mei tai, muy aceptable y con una buena relación comodidad-practicidad, es un porta bebé de origen tradicional, muy fácil de usar y que se adapta muy bien tanto a porteador como a porteado.

Para las jornadas más largas deberíamos beneficiar en este caso los mei tais con tiras anchas que facilitan un anudado con posibilidad de tres capas de sujeción para el bebé. Es decir, las tiras se pueden llevar simplemente sujetando las rodillas (favoreciendo una buena posición), o se pueden llevar estiradas a lo ancho favoreciendo no sólo una buena posición sino que además forman dos capas más al asiento del portabebé, dando así mayor comodidad en el porteo.

Ventajas: apenas necesita aprendizaje, ya que su uso es muy intuitivo. Abulta muy poco y es rápido de poner y quitar. Igualmente carece de arneses o armazones por lo que no añade más peso que el del bebé. Igualmente transpirable y termoregulable si está confeccionado en tejidos naturales.

Inconvenientes: No es conveniente para menores de 5 meses. Para porteos largos o con pendiente es un tipo de portabebé que quizás tiene tendencia a tirar ligeramente hacia atrás sobre todo si el bebé tiene un cierto peso, por lo que el porteador puede notarse algo más cansado y un poco menos cómodo en comparación con el fular, pero esto no es un handicap si no te gusta el fular. Es una buenísima opción.

Variantes del mei tai como el ombuhimo u otros similares, son menos versátiles, sobre todo si alternamos un porteo delante y detrás, pero pueden ser alternativas factibles.

Opción 3. Mochilas Ergonómicas

Una última opción son las mochilas ergonómicas, pero las que lo son de verdad, no las que nos dicen en el anuncio que son ergonómicas y en realidad, no lo son.

Las mochilas ergonómicas de verdad, son la versión comercial del mei tai y para aquellos a los que no les gustan los nudos es una opción rápida y sencilla. Aunque hay muchas marcas trataremos de favorecer aquellas que sean de tejidos naturales pues le darán frescura ante el calor y calidez frente al frio. Evitaremos las marcas o modelos de tejidos sintéticos y/o con almohadillados demasiado gruesos y molestos.

No son demasiado adecuadas las mochilas con armazones metálicos ya que disocian el peso del bebé del nuestro y aumentan el peso del bebé, además de añadir al mismo el peso del propio armazón. He visto multitud de veces estas mochilas en las que el bebé encuentra complicado colocar su cabecita para dormir y además carece de contacto con el porteador.

Ventajas: Uso sencillo, ajuste regulable y relativamente rápido, prácticamente igual que el mei tai en todos los aspectos, incluso en los inconvenientes. Suelen estar acolchadas en las tiras e incluso, a veces en el cinturon lo que hace que también sean más calurosas en esas zonas. Para intercambiarlo con un segundo porteador tiene que ser regulada de nuevo a la medida antes de iniciar de nuevo la marcha.

En todos estos dispositivos, fular, mei tai o mochila, el bebé DEBE ir sentado sobres sus nalgas, en ningún caso sus piernas iran colgando hacia abajo.


La Posición del bebé

En general y dada la actividad es más apreciado llevar al bebé en la espalda, pero si se trata de un bebé de muy pocos meses, al abultar poco y al necesitar frecuentemente comer (sobre todo si se alimenta de leche materna) puede ser más conveniente llevarle delante. Además si somos novatos en porteo nos ayudará a estar seguros y tranquilos viendo al bebé.

Ten en cuenta que el bebé estará por encima de tu diafragma la mayor parte del tiempo y que esto limitará nuestra capacidad torácica (de respiración) favoreciendo una sensación de cansancio más rápidamente. En este caso programa salidas cortas y tómate tu tiempo para pasear, no tienes prisa ¡hay que disfrutar!.

Si ya tienes experiencia o confianza, llevar en la espalda es lo que nos va a dar mucha más libertad de movimientos e incluso de reacción en caso de escurrirse, tener que tantear ligeramente el terreno, o simplemente evitar una rama. En realidad ningún obstáculo nos lo impide, ni visual ni físico, y el peso del bebé suele ser más ligero que una mochila cargada. Además llevarle detrás también nos ayuda a proteger al bebé de eventuales “sorpresas” y/o movimientos bruscos, a estar más atentos a sus señales y al sentir su cuerpo pegado al nuestro estar más alertas.

El porteo dorsal nos va a permitir incluso platearnos jornadas más largas sin problemas.

Como medidas de precaución siempre hay que vigilar una correcta posición del bebé con las rodillas ligeramente por encima del culete y correctamente sentados. Llevar al bebé con la cabecita cubierta por un sombrero y con protección solar máxima. No descuidar en ningún momento la hidratación del bebé. Pedir a un acompañante que de vez en cuando verifique todo lo necesario, es importante. Utilizar el sentido común es básico.

Una buena posición favorece la circulación sanguinea del bebé, pero si tienes dudas, verifica sus pies de vez en cuando (temperatura o color), ya que una mala posición (piernas colgando) o un mal portabebé pueden ser peligrosos en caso de frios extremos.

Sudar es normal, tanto para ti como para el bebé e incluso deseable pues es la manera que tiene nuestro cuerpo de regular la temperatura. Si hace demasiado calor o la humedad hace pesada la jornada siempre podeís parar, relajaros, bajar al bebé y recomenzar un rato después.

En cualquier caso siempre que se tienen dudas es mejor verificar todo aquello que sea necesario e incluso deshacer y volver a hacer los nudos o el sistema de porteo completo si lo crees mal regulado. Seguro que mejoraremos algo necesario.

Lee la entrada en su enlace original aquí.

Una respuesta

  1. Primeiramente para me apresentar,
    meu nome é Maísa de Alice Giacomine e sou estudante do 3º ano de Fisioterapia do CESUMAR (Maringá- PR – Brasil).
    Esse ano estou iniciando meu projeto de pesquisa, e escolhi como tema o uso do Sling, por isso estou indo atrás de toda informação que eu possa conseguir (pois realmente preciso de ajuda nisso). A escolha do tema se iniciou ano passado quando minha irmã teve o seu primeiro filho e comprou um sling. Navegando pela internet não achei e continuo não achando artigos científicos que comprovem os benefícios do uso para as mamães. Então como meu interesse na fisioterapia é pela área da ortopedia, eu resolvi avaliar o uso do Sling com relação ao beneficio para a coluna das mamães que o usam desde que seus bebês nascem, no intuito de prevenir desvios e afecções da coluna vertebral.
    Eu acredito que essa pesquisa será de grande valia para a população em geral que terá algo científico em que se basear para o uso do Sling. Atualmente só se tem comprovação na prática, mas precisamos de algo que esteja na literatura também. Essa é minha intenção com essa pesquisa.
    Porém, preciso de muita informação sobre o Sling, pois eu mesma não entendo muita coisa e estou pesquisando quase que tudo pela internet sem referências (o que não é muito válido para a aprovação pelo comitê de ética). Então peço que se possível, a sua colaboração com esse projeto.
    Em geral, as coisas que preciso são:
    -O que é o Sling
    -Historia/histórico do Sling
    -Forma correta de se utilizar
    -Tipos de tecido
    *e referências de quem que afirmou tais coisas (como nome, titulação, instituição e/ou local em que a pessoa trabalha, etc)

    Peço, que se tiver algo, como artigos, reportagens, nota de especialistas ou qualquer coisa relacionado a esses tópicos ou outros que julgue interessante sobre Slings eu agradeceria muito a colaboração em estar me enviando tais materiais. Peço também que me enviem contatos de pessoas com quem eu posso achar essas informações.

    Para o contato comigo é este e-mail (maisa_ag@hotmail.com) e/ou telefones (44 8801-2365 / 44 3029-0737).
    Se preciso contato com minha universidade para a real confirmação de meu cadastro, por favor, me envie um e-mail que eu mandarei meu RA para tal confirmação.

    Espero mesmo que possa me ajudar.

    Abraços e Beijos,
    Maísa Giacomine
    01 de Maio de 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: