Portabebés y Calor, por Nohemí

Artículo de Nohemí Hervada publicado originalmente el su blog Mimos y Teta y reproducido aquí con el permiso de su autora.

Una de las pegas que suelo oír en verano de parte de los padres al uso de portabebés es: “da mucho calor”.

Considerando que lo que más calor provoca es el cuerpo a cuerpo (todos recordamos escenas de películas en las que alguien cae a un lago helado y al sacarle le desvisten y le acercan a otro cuerpo caliente, desnudos y pegados, abrigados ambos por una manta) es cierto que con los portabebés la sensación de calor aumenta.

Pero ¿son incompatibles el porteo y el calor?

Pues el primer consejo por supuesto es:

  • Evita el sol directo, sobre todo con bebés recién nacidos y/o pequeños.
  • No sobreabrigues al bebé. Si de verdad hace calor con el pañal únicamente o un simple body es bastante, ya que el portabebé le envolverá con una capa de tela o más si es necesario.
  • Vigila el tipo de ropa que usas para él y para ti. Mejor fibras 100% naturales y frescas, como el algodón o el lino.
  • A no ser que se busque específicamente (prematuros o problemas de lactancia o vínculo) evita el piel con piel directo. Usa una camiseta que te cubra el pecho hasta donde el bebé apoya su cuerpo y cara o si llevas escote pon un pañalito de tela entre tu cuerpo y el suyo.

Y una vez dicho esto me gustaría añadir que la mayoría de las veces la percepción de calor es más del porteador que del bebé. Cuando les dejamos dormir en un carrito, incluso en la cuna o cama también desprenden calor y sudan (mi hijo cuando duerme en el sofá a veces lo deja mojado al levantarse del sudor). Lo que ocurre es que ahí, cuando están separados de nuestro cuerpo nosotros no lo notamos, pero al llevarles en brazos sí.

La ventaja del calor “corporal” a diferencia del que conseguimos bajo una manta o por otros medios es que éste no aumenta indefinidamente… sino que ambos cuerpos llegan a una termoregulación. De hecho el piel con pel se recomienda incluso en casos de febrícula. O sea que mientras hayamos cuidado los puntos mencionados al comienzo y si elegimos bien el portabebés podemos usarlos a pesar del calor.

De todos modos sí hay cosas que podemos hacer para disfrutar de los portabebés aun con temperaturas altas:

Con el fular ten en cuenta que inlfuyen básicamente 2 cosas:

  1. El tipo de nudo
  • Al frente usa nudos de una sola capa (canguros preferiblemente o cruz envuelta con tiras cerradas)
  • A la espalda elige nudos que no te envuelvan como el canguro y acabados tipo tibetano que evitan atar alrededor de la cintura
  • Los nudos a la cadera (sobre todo con fulares cortos) son más frecos porque no te envuelven por completo. Con fulares cortos puedes atar bajo el culito del niño y evitar tela en tu cintura.

2.-El tipo de tela

  • Escoge fulares 100% algodón (los elásticos que llevan lycra o elastán dan más calor)
  • Escoge un fular fino si tienes un bebé no muy pesado (si tu bebé/niño es pesado una sola capa no te bastará y tendrás que usar nudos de 2 ó 3, lo que al final será peor que un fular más “grueso”)
  • Puedes optar por fulares con cáñamo en su composición (termoregulador natural), semielásticos como el Mameco o de sarga como el Pinjarra o por fulares de tela de camiseta o gasa como los Gypsy Mama Strecht y Breeze respectivamente.

Para bebés pequeños o de poco peso y para niños más grandecitos y ratos cortos te irá bien una bandolera de tejido no muy grueso.

Para bebés que ya se mantienen sentados busca un Mei Tai de tela fresquita, sin acolchado en el cuerpo, unamochila ergonómica ligera como la African Baby Carrier o la Yamo o el rey de los portabebés frescos: el Tonga®

Ten en cuenta que el bebé debe ir totalmente sostenido por la tela mientras es pequeño, una vez que se mantenga sentado por sí solo ya no necesita sujeción total de la parte superior del tronco y cabeza; sólo necesita un “asiento” por lo que en bandolera o fular sólo has de ponerle tela formando dicho asiento y sujetarle sólo hasta debajo de los brazos. Con el mei tai, dobla la cinturilla una vez sobre sí misma antes de atarla para que la tela le llegue sólo hasta media espalda, de ese modo estára más fresco y podrá ir con los brazos por fuera.

Iker con 3 años y 1/2 en Mei tai

Por supuesto si se duerme habrá que asegurarse la sujeción de su cabeza, bien con nuestra mano por delante o a la cadera o levantanto la tela hasta su cuello en caso de fular o bandolera o con la capucha si el mei tai o mochila disponen de ella.

Y por último… recuerda que también puedes disfrutar del portabebés… en el agua con el Tonga que mencionábamos antes o con estos fulares Gypsy Mama.

Water wrap de Gypsy Mama

Creative Commons License
This obra by www.mimosyteta.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.
Based on a work at www.mimosyteta.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: