Portabebés en verano, por Sol

Artículo realizado por Sol publicado originalmente en su blog “Marsupina, Mamá Cangura” y reproducido aquí con el permiso de su autora.

El otro día, en la charla que compartí con las Doulas de Rosario (Argentina), una futura mamá me preguntó por el calor del verano y el uso de portabebés.

Donde vivo, en verano, realmente el calor es muy suave, completamente tolerable, con aire fresco aunque haga mucho sol, pero, en Rosario, al igual que en muchos otros sitios, el calor es importante y, junto con el porcentaje de humedad y/o la falta de brisa, hace que se sienta mucho y que se sude más.

Recuerdo la primera vez que estuve en el verano rosarino con mi pequeña de 3 meses y medio, había venido con un fular de algodón (un Indio) y una bandolera de algodón finita, especialmente pensada para el calor de la ciudad.

Sinceramente el fular se sentía como una manta abrasadora, sólo pude utilizarlo los días frescos o dentro de casa con el aire acondicionado, el resto de días, y en especial para paseos más largos por la calle, nuestra mejor aliada fue la bandolera. Creo que, con bebés pequeños que no pesan demasiado aún, para días agobiantes de calor, una bandolera de algodón, fina, (o un Tonga, en según qué momentos y circunstancias) es la opción ideal.

Pero la principal pregunta que surge es: ¿No pasará más calor el bebé en el portabebés? ¿No es mejor para los días de tanto calor llevarlo en un capazo o cochecito?

Pues no creo que sea tan así… Es verdad que el “cuerpo con cuerpo” genera mucho calor, pero, el plástico que conforma las sillas y capazos, por más “ventanitas” de respiración que tengan, dan muchísimo calor también…

Si tienes un bebé y lo has llevado en el “huevito” o el capazo un día de calor (incluso en la silla de seguridad del coche si no váis con suficiente aire (o a veces aún así) ) al levantarlo seguro que habrás notado que tiene la espalda empapada.

La mayoría de las veces la percepción de calor es más de la persona que lleva al bebé que del bebé, más aún cuando esta persona se encuentra en movimiento, en pleno calor, donde de por sí se siente aún más acalorada.
.
Esa sensación de percibir que el bebé puede estar pasando calor mejora cuando lo llevamos encima, porque lo tocamos y, en cierta forma también pensamos que ese calor que sentimos lo está sintiendo él también. Cuando están separados de nuestro cuerpo nosotros no lo notamos y, tal vez, estén pasando el mismo calor, o incluso más y ni nos damos cuenta.
Cuando los llevamos en portabebés sabemos cuándo el calor es excesivo y siempre estaremos a tiempo de detenernos, sacarlos un ratito, darnos un remojo si tenemos una piscina cerca, tomar algo fresco ambos o,  sin necesidad de sacarlo del portabebés, podemos sentarnos, bajar algo la tela, ofrecer el pecho y dejar que la brisa  nos refresque a ambos.
.
Recuerdo un viaje a las Cataratas del Iguazú en pleno mes de febrero (pleno verano), con la pequeña de 2 años siempre cargada en portabebés.
Hacía muchísimo calor, mucho, y mucha humedad.
Una vez más mi elección fue una bandolera de algodón fino, esta vez ultralarga de modo de poder llevarla con un nudo canguro a la espalda, para poder cargar el peso en los 2 hombros.
.
También me llevé un mei tai que diseñé exclusivamente para ese viaje, de loneta fuerte pero lo más fresca posible y con el cuerpo ligeramente curvado para permitir más entrada de aire.
.
Muchas veces terminamos las caminatas empapadas, las dos, pero ella estaba encantada, en ningún momento se sintió molesta ni se quejó del calor, y sé que enuna silla, agobiada de calor y lejos de mí, no hubiera aguantado ni la mitad. Eso sí, siempre tuvimos a disposición una botellita de agua y nunca faltó oportunidad para darnos una “ducha” refrescante con el spray de las caídas de agua, cosa que no hubiera sido igual de haber ido en silla, ¡y todo lo que nos hubiéramos perdido!, con los portabebés subimos a sitios que con silla hubiera sido imposible.
(AQUÍ puedes ver un vídeo de fotos de ese verano en Argentina, las de las Cataratas están al final ^_^)
.
Por eso, para mí, no sólo no son incompatibles el calor y los portabebés, sino que incluso pueden ser más recomendables. Tenemos a nuestro bebé cerquita y podremos reconocer sus signos de calor, incomodidad o decaimiento, más rápido que si va lejos de nosotros.
.
Sin embargo hay ciertas cosas que creo que hay que tener muy en cuenta a la hora de salir en pleno verano con el portabebés:
  • Evitar el sol directo, sobre todo con bebés recién nacidos y/o pequeños. Si es posible elege siempre la sombra de los árboles por la naturaleza o de los edificios por la ciudad. Si no es posible puedes llevarte un paraguas de modo de sombrilla : )
  • Vigilar el tipo de ropa que usas para él y para ti. Siempre serán mejores las fibras 100% naturales y frescas, como el algodón fino o el lino.
  • No sobreabrigar al bebé. Si de verdad hace calor con el pañal únicamente o un body sin mangas bien finito es suficiente, piensa que el portabebé le envolverá con una capa de tela (o más si es realmente necesario). Puedes llevarte otra camiseta (remerita) u otra ropa para cuando lo saques del portabebés.
  • Usar una camiseta que te cubra el pecho hasta donde el bebé apoya su cuerpo y cara o si llevas escote pon un pañuelo o paño de algodón entre tu cuerpo y el suyo. A no ser que se busque específicamente (con bebés prematuros o por problemas de lactancia o vínculo) en días de extremo calor es mejor evitar el piel con piel directo.
  • Hidratarse bien. Llevar siempre una botellita con agua fresca tanto para ti como para tu bebé, y, en caso de bebés chiquitines, ofrecer el pecho sin limitación para que pueda recuperar los líquidos que pudiera perder por sudoración.
  • Evitar salir en los horarios en los que el Sol se encuentra más fuerte. Elegir las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde.

Si te fijas, la mayoría de estos consejos, son los mismos que seguiríamos si usáramos silla/cochecito, son de sentido común y los que todos conocemos para evitar golpes de calor en sitios muy calurosos por lo que en realidad no son específicos de utilizar portabebés sino simplemente de convivir con el calor :)

Con respecto al tipo de portabebés es mejor escoger los más finos y de colores claros (todos sabemos que los colores oscuros absorben más rayos de Sol y por lo tanto dan más calor), y, con respecto al tipo de anudado los de menos capas.
.
Por ejemplo, con respecto a los portabebés, creo que van muy bien las bandoleras y tongas.
Además de ser los portabebés más frescos (bandoleras y tongas) pueden utilizarse en la playa o la piscina, especialmente las bandoleras diseñadas para el agua, que son de tela similar a los bañadores permitiendo que se sequen muy rápido. El Tonga es de algodón pero por su diseño liviano, en forma de red, también es buena opción para la playa y la piscina ya que, y en especial en sitios muy cálidos, se secan muy rápido también.
.
Con respecto a los fulares los de tejidos naturales como los 100% algodón creo que son los más apropiados (los elásticos que llevan lycra o elastán y dan más calor). También puedes optar por fulares con cáñamo en su composición (que otorgan termoregulador natural), y de ellos, si tu bebé aún no pesa mucho, mejor mientras más fino sea el tejido. Sin embargo, si tu bebé ya pesa mucho tal vez prefieras un fular más “compacto” para evitar tener que recurrir a nudos de más de una capa (para mejorar el soporte), siempre en verano son preferibles anudados de una sola capa, como los nudos canguro, tanto al frente, a la espalda o a la cadera ) este es el más fresco porque no envuelve tanto), o incluso una cruz envolvente (que incluso si tu bebé ya es mayor o tú ya tienes habilidad anudando, puedes anudarla bajo las nalgas y así tener menos tela rodeándote)  siempre que las tiras laterales se dejen “recogidas” a los lados.
.
También puede ser útil un mei tai de tela no muy gruesa y sin acolchado en el cuerpo o incluso alguna mochila ergonómica, aunque si de verdad hacer mucho calor, para mí, lo más fresco, es una bandolera de algodón fino (o lino) o un Tonga.


Espero que mi experiencia personal y los pequeños “tips” que te he dado te sirvan y puedas seguir disfrutando de llevar a tu bebé en portabebés incluso en un caluroso verano.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. de tipo Reconocimiento-No Comercial-Sin Obras Derivadas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: