¡A la bandolera! Por Irene P.

Este artículo de Irene ha sido publicado originalmente en su blog Casa en Construcción. Lo reproducimos aquí con su autorización. ¡Muchas gracias!
La bandolera es un portabebés muy sencillo, compuesto por un trozo de tela con un par de argollas. Las medidas de la tela van de 0,65 o 0,70cm de ancho, por 1,70 de largo. Más o menos esas son las medidas, puede ser un poco más corta un poco más larga, dependiendo del largo que el porteador le quiera dar, con un par de anillas o argollas de metal en uno de sus extremos.
Es un portabebé asimétrico, con el que se practica el porteo lateral, porque la tela va apoyada sobre un solo hombro. Se suele pensar que la bandolera carga todo el peso del bebé sobre un solo hombro del porteador, y esto no es del todo correcto; si la tela de la bandolera está bien distribuída, bien extendida por la espalda, el peso del bebé se reparte también a lo largo de toda la espalda.

La bandolera es a la vista un portabebé sencillo de usar, pero al comenzar a usarla a veces da un poquito de trabajo, tiene su truco o trampa. Como muchas cosas en esta vida… hay que practicar!

Aunque a priori no lo parezca (porque el tema del peso sobre un hombro desalienta bastante su uso), es para mí el portabebé “comodín”. Es sensacional para usar con recién nacido y es indispensable cuando ya tenés un nene que pesa lo suyo. Es el portabebé elegido para usar con mi hijo cuando quiere mimos, para dormir, para estar bien juntos. La bandolera se ajusta fenomenal, y al ser una sola capa de tela para ajustar, una vez llegado al correcto ajuste es solo placer.

La bandolera, como todos los portabebés ergonómicos, varía en su uso según la edad de tu bebé, su peso, sus características motoras. Si tu chiquito es recién nacido, lo podés tener en la bandolera bastante tiempo (porque es un bebé de poco peso), y si tenés un niño que ya camina es el portabebés ideal para salir a pasear caminando con tu hijo y subirlo luego a la bandolera cuando se cansa, es ideal para la etapa del sube y baja.

La bandolera te permitirá sentir a tu bebé bien cerca y poder darle de mamar sin problemas. En la bandolera lo podés llevar en la posición erguido, como sentadito, y en la posición cuna o tumbado, acostado, eligiendo para el momento de mamar la que les resulte más cómoda. Si lo llevás en posición erguido, y tu bebé todavía no sostiene la cabeza, tenés que prestar especial cuidado en sostenérsela cuidadosamente con la tela, subiéndosela hasta la base de la nuca. Si le vas a dar de mamar en posición cuna, al acostarlo la cabeza es sostenida por la tela, aunque capaz que a tu bebé no le gusta que le cubras totalmente la cabeza, entonces se la sostenes suavemente con la tela, sin llegar a cubrírsela.


Como en todos los portabebés que son utilizados con recién nacidos, tenés que fijarte especialmente en las siguientes medidas de seguridad; mantener siempre sus vías respiratorias despejadas, fijarte bien de no taparle la nariz con la tela (aunque si nosotros respiramos a través de la tela no tenemos problemas, pero es mejor tener la nariz libre), sostenerle correctamente la cabeza, y en la posición cuna no dejar que el mentón toque su pecho. Los bebés pequeños no tienen todavía el desarrollo muscular necesario para volver su cabecita para atrás, y al tocar el mentón el pecho, puedes estar obstruyendo su respiración. También tenés que prestar especial cuidado en formarle el asiento, la bolsita, y en formar con sus piernas la postura correcta de M, si es recién nacido, o postura ranita. Cómo colocar sus piernitas es todo un tema y ahí tendrás que practicar y ver qué les funciona mejor a ustedes dos, si las piernitas por dentro (recomendado para los primeros tiempos) o las piernitas para afuera (para cuando ya está comenzando a separar sus piernas naturalmente).

La bandolera puede ser utilizada en distintas posiciones; posición cuna o tumbada, vientre con vientre, a la cadera o a la espalda. Si tenés una bandolera que de largo lleva la medidad convencional, podés utilizarla a la espalda, pero no por mucho tiempo, porque no va a resultar muy cómodo. Sirve para momentos puntuales, donde tenés que tener despejado el torso, y cuando con cierta rapidez llevás el niño de adelante a la espalda. Ahora bien, si tenés una bandolera un poco más larga que lo común, podés llegar a hacer distintos nudos, como el nudo canguro o el RRRR, usando así la bandolera como si fuera un fular y con las anillas haciendo el nudo.




¿Cómo colocarse la bandolera?
1) primero desplegar bien la tela
2) pasar la tela ordenadamente por las anillas
3) colocar las anillas como a la altura del hombro, si no luego al ajustar, te pueden quedar muy bajas las anillas
4) desplegar bien la tela por la espalda
5) no dejar mucha tela en la parte en que debés colocar al bebé, porque si dejás mucha tela, después vas a tener que ajustar mucho
6) poner dentro al bebé
7) hacer con cuidado el asiento del bebé o la bolsita, dejando bastante tela para ello. El asiento se hace pasando tela por la entrepierna del bebé. Tenés que ver que entre vos y el bebé hay una cantidad generosa de tela, la justa y necesaria…
8) ajusta palmo a palmo la tela, no de golpe toda la tela junta, aunque sea en tres pasos; primero la tela de más arriba, que será la que esté a la altura del cuellito del bebé, luego la parte del medio y por último la franja de abajo.
En este video una mamá canguro nos muestra muy detenidamente cómo colocar una bandolera de anillas. Prestá especial atención a cómo queda la tela desplegada en la espalda, cómo distribuye la tela por las anillas, lo que muchas veces se llama “el acordeón” (la tela bien desplegada, para no tener problemas con la tela al ajustar y que la tela corra bien)

Esta mamá nos muestra cómo poner a un recién nacido en posición cuna. Nótese como la cabeza está sostenida suavemente por la tela, cómo la cabecita está más alta en relación al resto del cuerpo (no está el bebé en posición horizontal) y cómo la mamá se balancea para acompañar el poner al bebé en la bandolera

En este video, podemos ver a un recién nacido, cómo es colocado en el fular con las piernitas por dentro. Primero va erguido y luego su mamá, para amamantarla, la pone en posición tumbada, sosteniendo su cabecita con la tela, y con las piernas por fuera de la bandolera, pero bien sostenida por la tela

Esta mamá canguro nos explican detalladamente cómo colocar a un bebé recién nacido en bandolera, primero con las piernas por dentro y luego con las piernitas por fuera, pero nunca forzando la apertura de las piernas, siempre haciéndolo en sintonía con lo que el bebé puede. Nos muestra también como hacer bien la bolsita y nos da truquitos para ajustar correctamente. Muestra también cómo hacer un refuerzo con la cola de la bandolera, para dar una capa extra de soporte.

Acá nos muestra cómo pasar un bebé a la espalda con la bandolera. Recordar que el porteo a la espalda hay que hacerlo con especial cuidado, y muy especialmente, con bebés que todavía no sujetan su cabecita. Ser muy cuidadosas en el momento de pasarlo para atrás, ir rolando al bebé por nuestra cadera y espalda, para que su cabecita no baile ni se mueva abruptamente. Este tipo de nudos no es el más cómodo, pero sí puede ser útil para momentos puntuales. El porteo a la espalda requiere cierta pericia y seguridad por parte del porteador, y bebés acostumbrados a ser porteados.

Con un bebé de 18 meses, está mamá nos muestra todas las posiciones en las que se puede usar una bandolera; a la cadera, tumbado, vientre con vientre y espalda. Prestá especial atención en cómo coloca las anillas antes de subir a la niña, bien altas, para que al ajustar, estas queden justo debajo del hombro, en el huequito que hay entre el pecho y el hombro. Y cómo hace con cuidado la bolsita, metiendo una generosa cantidad de tela entre el porteador y el bebé.

Acá, con una bandolera extra larga, de 2 metros de largo, nos muestra cómo hacer un nudo canguro, trabando la tela con las anillas.

¿Qué hacer con la “cola” de la bandolera? Acá una mamá nos muestra 7 opciones distintas.

Bandolera adelante, cadera y espalda, con bebé de 21 meses. Prestar especial atención en cómo pasa la tela por las anillas para formar el acordeon. Esta mamás explica con mucha paciencia cómo colocarse la bandolera, cómo hacer la bolsita y cómo ajustar.

Y acá, un papá canguro nos muestra que el porteo no es solo cosa de mujeres. Y qué para ponerse una bandolera solo hacen falta práctica y … 57 segundos!

Artículos relacionados:
Posiciones en la bandolera, de Marsupina
Ajustar la bandolera, de Marsupina en el blog de RC

7 comentarios

  1. Que lindo ver el Articulo de Irene aca! Super completo . Me encanto. :)

  2. Qué ilusión verme acá, se me “pianta” un lagrimón, como dice el tango… Gracias RC!

  3. Como dije el día que ví este artículo, es totalmente imprescindible para el uso de la bandolera. Estupendísimo trabajo de Irene. ¡¡¡Gracias por compartirlo!!!.
    Besotes!!!.

  4. Estaba pensando en abandonar mi bandolera, pero viendo este excelente artículo creo que le voy a dar otra oportunidad
    Gracias!

  5. [...] !!! Red Canguro 29 marzo 2012 Este articulo lo  leimos en Red Canguro, original aqui Este artículo de Irene ha sido publicado originalmente en su blog Casa en Construcción. La [...]

  6. Hola!!! Estoy pensando en coser mi propia bandolera para portear a mi pequeña. Las medidas de la tela las tengo claras, pero, cual es el diametro de las anillas? Un saludo mamas!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 223 seguidores

%d personas les gusta esto: