Día Mundial del Sueño Feliz: durmiendo juntos es mejor

El 29 de junio se celebra el Día Mundial del Sueño Feliz para reivindicar el sueño feliz y respetado de los bebés, niñas y niños, y rechazar los “métodos para dormir” conductistas que obvian las necesidades de los bebés. #desmontandoaEstivill

Artículo de Irene Pe para Red Canguro.

El sueño de los bebés es una de las situaciones que nos plantea la maternidad que más desvela a los padres.Cuando un bebé llega a la familia, las preguntas clásicas son “¿Es buenito?”, “¿Se porta bien?”, “¿Se prendió bien a la teta?”, “¿Duerme bien y te deja dormir?”. Hacer dormir a un bebé es uno de los objetivos que los padres perseguimos en pos de hacer nuestra vida lo más “normal” posible (entendiéndose como “normal” a nuestra vida pasada, o sea, de padres sin hijos).

La realidad es que un buen dormir y descansar es tan necesario en la vida como el aire que respiramos.  Una de las cosas que suelen pasar es que muchas veces, los bebés se duermen a upa,  meciéndolos o tomando la teta.  Ahí sonreímos felices.  Pero en el momento en que nos disponemos a dejarlo en su cuna para, o bien dormir nosotros, o bien hacer “algo” de nuestra vida (cepillarnos los dientes, leer el diario, desayunar, lavar los platos de la noche, por ejemplo), ahí va nuestro pequeño angelito, ¡y se despierta! ¿Pero cómo, no se había quedado profundamente dormido?

Bueno, si tu hijo/a hace eso, despertarse al sentir el contacto con el frío que da el no sentir tu cuerpo o con la soledad de la cuna, tienes un bebé inteligente.  Un bebé que sabe instintivamente que si está cerca de mamá tiene asegurado el calor necesario, el alimento perfecto, el estímulo justo, el contacto corporal placentero.  Tu bebé sabe que todo lo que necesita en ésta, su pequeña vida, es su mamá.  Tu bebé está sano.

DSC_0981Por suerte para nosotras, que aún entendiendo todo esto, necesitamos cepillarnos los dientes, leer el diario, desayunar o lavar los platos de la noche, por ejemplo, existen los portabebés ergonómicos.  Yo creo, en mi modesta experiencia, que un buen portabebé, pañales y algo de ropita, es todo lo que un
recién nacido necesita para asegurarse una existencia placentera.  Y los portabebés ergonómicos nos ayudan a hacer muchas de las cosas que necesitamos hacer en la vida diaria, mientras nuestros hijos duermen plácidamente… cerca de nosotros.

Es muy común que nos coloquemos al niño en el portabebés, y si está a gusto y no tiene hambre y está limpio, con el movimiento natural que da el caminar de la mamá (que le recuerda al movimiento que sentía estando en el útero), escuchando la voz de la mamá, escuchando los latidos de su corazón, el bebé se va quedando dulce y plácidamente dormido.  Y los portabebés ergonómicos son tan, pero tan cómodos, que a la mamá no le va a incomodar sentir a su bebé bien cerquita, durmiendo.  Y su bebé va a dormir la siesta que necesite, y muchas veces se va a despertar ligeramente, y al ver que sí, que sigue en su lugar en el mundo, va a seguir durmiendo.

Muchas mamás se van a preguntar “¿Pero no se malacostumbra si se duerme siempre a upa?”, “¿Es que sólo va a querer brazos toda la vida?”.  Yo pienso que un bebé dormido a upa se bienacostumbra, se acostumbra a que su mamá está cerca cuando él la necesita, se bienacostumbra que no tiene necesidad de llorar hasta el cansancio para que mamá lo alce en brazos, se bienacostumbra a sentirse querido y comprendido.  Y cuando no necesite más, o no necesite tanto, o ya no se sienta cómodo durmiendo a upa de mamá, te lo va a hacer saber.  Cuando ya esté preparado madurativamente para dormir sin tu contacto, te lo va a hacer saber.  Cuando prefiera dormir en una cuna o camita, te lo va a hacer saber.  Solo hay que estar atentos a los signos del bebé.

Una de las experiencias que más disfrutamos las mamás y papás canguro, es que nuestros pequeños se duerman en portabebés.  Como todo en la vida, dura poco, porque los bebés crecen, y como decía antes, van buscando otros caminos.  Pero yo soy partidaria de disfrutarlo mientras dure, porque los beneficios del contacto y del amor presente, quedan para toda la vida.

29 de junio, Día Mundial del Sueño Feliz:

5 comentarios

  1. Precioso artículo, y maravilloso video.
    Felices sueños!

  2. […] y Crianza   105. Mamá 2.0   106. yo misma   107. Red Canguro   108. La mamá de Mateo   109. Somsis   110. madre […]

  3. ¡Qué buen artículo, qué bien lo has explicado!
    Cada vez que mi hijo se despierta porque me he alejado unos metros de su lado pienso eso que dices: qué buen instinto de bebé tiene🙂

  4. ¡Qué alegría de artículo! Nuestra bebé no durmió ni una siesta (ni mantenía el sueño) si no era en el fular o con nosotros hasta bien pasados los 7 meses… Ahora ya con un añito, la mayoría de siestas las duerme sola: pide muchos días estirarse. De tanto oirlo, a veces me preguntaba si no sería verdad que no sabría nunca mantener el sueño ella solita. ¡Pero nada más lejos de la verdad! Y mira, tal vez hicimos muy pocas cosas de la casa esos meses, pero como dice mi abuelita “Ya mucho hila quien a sus hijos cría” ¡Han sido unos meses maravillosos!
    Muchas gracias nuevamente, RedCanguro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: