Si tu porteas, ell@s también

Texto escrito por Ana Marta originalmente para su blog Portabebés Dealgodon.com y reproducido aquí con permiso de su autora.  ¡Muchas gracias!

Siempre me encantó un anuncio para el fomento de la lectura que se titulaba “Si tú lees, ell@s leen” (os lo pongo aquí por si queréis recordarlo). En aquel momento en el que yo no tenía hijos, ni proyecto de tenerlos, me llamaba la atención cómo padre e hija desayunaban en una coreografía milimetrada. Está claro que es una exageración, pero no sospechaba en ese momento, lo que cunde el ejemplo que damos a nuestros hijos.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=QuWWWrWCQZg

Este otro video nos hace reflexionar sobre todo lo contrario, cómo nuestros malos hábitos son para ellos una influencia negativa:

http://www.youtube.com/watch?v=iCCH9wubemk&feature=player_embedded

Ambas historias vienen a ilustrar cómo somos los modelos de nuestros hijos. Los niños necesitan de nuestro ejemplo positivo y de nuestra coherencia entre lo que les decimos y lo que hacemos.

A mi hija de dos años y medio le encanta jugar a las mamás. Esto es en ella un interés innato, natural, comprobado porque su hermana mayor ha tenido al alcance los mismos elementos de juego y nunca ha manifestado un gusto tan definido. No hay un lugar a donde mi pequeña no vaya con su bebé, al que cuida con verdadera atención. A su bebé lo coge y deja con muchísimo cuidado, le cambia el pañal, lo arrulla, lo mece, le canta, todo con la habilidad que su corta edad le permite, pero con una ternura enorme. Pero hay dos cosas que hace que por encima de todo me emocionan y es cuando, como ella misma dice, le da tetita y se pone al muñeco en su fular. ¡Le chifla! Y se pasea casa arriba y abajo con su bebito a cuestas como si estuviera de paseo.

Porteando al bebé en un Suppori

Porteando al bebé en un Suppori

Nuestros hijos de hoy, tendrán muchas posibilidades de ser los papas canguros de mañana y la idea me encanta. Se trata de otro pasito más para la crianza en brazos. Por eso a disposición de mis hijas siempre hay pañuelos, pouches hechos de punto y portamuñecos comerciales, para que si quieren, puedan jugar a llevar a sus bebés.

Tenemos en casa dos libros muy bonitos que tratan el tema. Se titulan “El bebé de la mochila” y “A ride on Mother´s back”. El primero, impreso en cartón y con un tamaño muy manejable para niños pequeñitos, nos cuenta la historia de un bebé que descubre el mundo llevado en la espalda de su papá. El segundo (en inglés, no lo he encontrado traducido), nos explica cómo los bebés de todo el mundo son llevados por sus padres y tiene unas ilustraciones preciosas.

Libros para niños sobre portabebés

Libros para niños sobre portabebés

Y los mismos muñecos también llevan a su bebé, como la Nancy que estas navidades llegó a casa y que lleva a su hermanita en una bandolera de anillas o un barriguitas que tenemos, de un papá que lleva a su hijito en una mochila.

Muñeca Nancy con bandolera de anillas

Muñeca Nancy con bandolera de anillas

Este otoño vivimos una experiencia muy linda con mi hija de cuatro años. Teníamos que ir a su clase para contar a sus compañeros “en qué somos especialistas en casa”. Le dimos bastantes vueltas a la idea porque especialistas, especialistas…  Entonces se nos ocurrió la idea de hablar a los niños sobre el porteo, de cómo llevamos a nuestras hijas y de cómo ellos podían jugar a llevar a sus muñecos. Le preguntamos a nuestra niña  y estuvo de acuerdo, así que allá nos fuimos cargados de pañuelos y muñecos. Primero proyectamos una presentación en la que hablamos de cómo los canguros, los monos y los koalas llevan a sus bebés pegaditos. Esto ya atrajo bastante su atención, porque a los niños les encantan los animales. Luego les mostramos muchas fotos de papás de todo el mundo llevando a sus hijos, y también papás de aquí y por supuesto, fotos nuestras llevándolas a ellas. Mi hija se mostraba tan feliz. Acabamos la presentación con fotos de niños llevando a sus muñecos y les preguntamos ¿quién quiere jugar a llevar al bebé? Y ya nos lanzamos a ponerles a todos un pañuelo o un portamuñecos y por allí anduvieron jugando un ratito. Lo disfrutaron mucho y  a la profesora le encantó la actividad. Y así pusimos otro granito. Y poco a poco andamos con ellas el camino y quien sabe si mañana, serán mamás canguro.

Porteando a Minnie en un pañuelo

Porteando a Minnie en un pañuelo

Una respuesta

  1. ¡Bravo! De verdad, Ana, me ha encantado el artículo. No por el mensaje en sí, que también. No es el “que nuestros hijitos porteen” (la mía tiene una mini Boba) si no el cariño y amor con el que relatas cómo juega a las mamás tu hija pequeña.

    Y sobre la actividad en el cole. Simplemente te aplaudo, porque me parece una idea fantástica para normalizar que los niños deben ir en brazos y dar visibilidad al porteo, al buen porteo ergonómico.

    Simplemente mi enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: