Simplemente… Gracias.

Hemos hecho un pequeño video con las fotos que recibidas para el concurso de Navidad, y en unos días haremos el sorteo prometido con las fotos participantes. Desde Red Canguro queremos saludar a todos y desearles un muy feliz y próspero año nuevo. Queremos agradecerles de esta manera, que estén con nosotros, acompañándonos y fomentando el porteo y la crianza en brazos.  Que el 2013 encuentre muchos más bebés al alcance de nuestros besos. Porque bebés en brazos, bebés felices.

¡Gracias por estar ahí, familias canguras!

Lema para la Semana Internacional de la Crianza en Brazos 2009 (SICB 09)

Estamos preparando los detalles para la celebración de la Semana Internacional de la Crianza en Brazos en España y en otros países donde Red Canguro tiene representación.

El primer paso es decidir qué traducción del lema en inglés expresa mejor la idea en castellano.  Se barajan estas opciones y estamos abiertos aún a otras que nos propongas:

  • Suficientemente cerca para besarles  (la más literal)
  • Al alcance de tus besos
  • A la distancia de un beso
  • A un beso de distancia

Para votar por tu elegida sólo has de entrar en nuestro foro (has de ser um miembro registrado para acceder a esa parte del foro). La encuesta está abierta hasta el día 26 de Agosto.

Iremos informando de las distintas actividades propuestas con este motivo. Si queréis participar en vuestra localidad podéis estar al tanto de los encuentros y quedadas cercanos en la parte del foro destinada a ese fin, y según se vayan concretando las iremos anunciando en el Blog.

Deseamos que este tipo de eventos contribuyan a que haya más “Bebés en brazos, bebés felices” yendo cerquita para poder besarles a nuestro antojo.

¿Cómo llegué a ser mamá canguro? Por Martha: “me lleve una sorpresa maravillosa; a mí hijo le encanta”

marthacolombiaMartha M., Bogotá (Colombia)

Meses después del nacimiento de nuestro bebé, empezamos a buscar un cargador para llevarlo con nosotros a todos lados, ya que vivimos en el último piso del edifico, y algo retirados de nuestras familias. Tampoco deseábamos comprar carrito, ni coche, ni nada que fuera tan grande y tan pesado, porque era complicado transportarlo.

Buscamos varias opciones y, desconociendo totalmente el mundo de los portabebés de tela, terminamos escogiendo una mochila comercial.

Ésta terminó arrumada en el olvido, ya que la mayoría del tiempo en que llevábamos a nuestro hijo en está mochila sentíamos que algo no estaba bien, y, claro, nuestro hijo no se sentía cómodo ahí, porque lastimaba su piernita, por lo que siempre terminaba en nuestros brazos, el único sitio que lo hacían sentir feliz, calientito, cómodo y muy a gusto. Sigue leyendo