¿Cómo llegué a ser Mamá Canguro? Por Luz: “Yo puedo dar el pecho de pie”

Luz, Bilbao (Vizcaya).

Mi hermana me quería regalar una Baby Björn cuando estaba embarazada. Yo no tenía ni idea todavía, pero había ido al curso de Acuario para dar a luz, y allí vendían la bandolera Kangur, y en Haurdun (asociación en pro de un parto y crianza respetuosos) también la tenían algunos, así que le dije: “prefiero una bandolera”.

Curiosamente, una matrona de Acuario, me dijo por aquel entonces: “si te apañas, creo que lo mejor es un fular”. “Si te apañas, si te apañas…” Estas palabras repiqueteaban en mi interior, removiendo todos mis complejos. Yo no era apañada, luego me reafirmé: “prefiero una bandolera, y cuanto más armada y fácil de usar (creía que una cosa era sinónimo de la otra), mejor”. Sigue leyendo

¿Cómo llegué a ser mamá canguro? Por Luisa: “No era tarde para llevarla en portabebé”

Luisa, Aranda de Duero (Burgos). 

Soy Luisa, tengo dos niñas, de 5 años y de dos años y medio y voy a relatar mi historia con los portabebés.

Cuando tuve a mi hija mayor, opté por la lactancia materna, para mí era la única opción. Y cuando mi hija con 11 meses quiso destetarse, busqué información en internet. Encontré el foro de Crianza Natural y allí supe que mi niña pasaba por una huelga de lactancia. (Allí descubrí también que existían otros portabebés que no fueran la “baby colgón” -BabyBjörn- que yo tenía, pero no me atrevía a dar el paso por más que me llamaban la atención). Lamentablemente, no quiso continuar con la teta, “me destetó”, y para mí fue muy, muy frustrante.

Ya entonces planeábamos un segundo embarazo, y no dejé de informarme sobre embarazo, parto respetado, sobre lactancia y sobre crianza con apego. Así, mi hija pequeña vino al mundo de una manera más natural, con un parto más respetado, aunque no tanto como hubiera querido… En cuanto a la lactancia, tenía claro que quería hacerlo mejor y, al menos, tenía información para, si ocurría otra huelga de lactancia, saber cómo actuar. Pero esto no pasó y mi hija hoy tiene ya 31 meses y seguimos lactando feliz y satisfactoriamente.

La falta de apoyo en mi zona y el desconocimiento total incluso por parte de algunos profesionales de la salud me hizo crear el grupo de apoyo a la lactancia hace un año. Y fue más o menos entonces cuando fui redescubriendo los beneficios de usar portabebés. Sigue leyendo