“Ella ha podido disfrutar de experiencias que de otro modo, con la silla de ruedas, no hubiera podido”

Por Lourdetes para Red Canguro

Estando embarazada de Tecla, mi tercera hija, participaba activamente en el foro de CN, sobretodo en las “futuras mamás de noviembre 2008. Tengo dos hijos mayores, Magí de diciembre de 2001 y Gemma, de febrero 2004. Gemma tiene parálisis cerebral severa, por lo que va en silla de ruedas. Sin haberme planteado mucha cosa a nivel logístico, antes de que naciera Tecla tenía en mente usar la mochila Babybjorn que tenía de los dos mayores (la había encontrado muy incómoda y no demasiada útil a lo largo del tiempo, osea, cuando el peque tenía unos mesecitos, ya no podía con ella!) bueno, pues pensaba usar la “colgona” para llevar a Magí y Gemma al cole y luego ir rápido a casa a por el carrito.

También empecé a participar en el foro de la RC, dónde aprendí mucho sobre portabebés, complementos y también tuve la oportunidad de conocer mejor a otras mamás canguras.

Una compi de mamás de noviembre 2008 que tuvo a su peque antes que yo, me insistió que probara con los fulares elásticos… yo pensaba que eso era muy complicado! La cuestión es que al nacer Tecla, al día siguiente llamé a Rafi y le encargué el moby wrap de color teja, que ella misma me trajo a casa al día siguiente.

Lo tuve un poco aparcado unos días porque no acababa de entender cómo anudarlo, hasta que le pedí a una amiga de una vecina que me enseñara. La conocía de vista y porteaba a su bebé de un año más que Tecla. Muy amablemente vino a casa y me enseñó a hacer la cruz envuelta. Esa fue nuestra forma de salir a la calle entonces.

El uso del fular elástico fue muy muy importante para mi, todo un descubrimiento, ya que podía salir con mis tres hijos sola, la pequeña no lloraba casi nada y yo me puse en forma rápido!

Con el tiempo dejamos el elástico para pasar a la fiebre de los de sarga, de los que tuve varios. Conservo un par de ellos de recuerdo y también para ocasionalmente llevar a la peque a la espalda.

De los de sarga pasamos al uso de la mochila Ergo. La trituramos literalmente de tanto uso. Tecla fue en ella al modo que hubiera ido en un carrito (que nunca usamos) y de paso también disfrutó de ella Gemma. Con el tiempo nos regalaron la ABC a la que le hemos sacado mucho partido, con Tecla y sobretodo con Gemma.

He andado por la montaña con Gemma a la espalda, hemos ido por el rio y ella ha podido disfrutar de experiencias que de otro modo con la silla de ruedas no podría. También cuando vamos a fiestas mayores nos va muy bien para tener a Gemma en alto, ya que con su peso es muy difícil tenerla en brazos.

Resumiendo, hemos disfrutado de varios tipos de portabebés: fulares elásticos, de sarga, meitais, mochilas, tonga, pero a los que más uso les hemos dado es a los fulares y las mochilas.

 

Llevando en Portabebés a un bebé con parálisis cerebral

La experiencia de una madre durante el primer año de vida de su hijo.

Debido a una hipoxia durante el nacimiento, nuestro hijo tiene una parálisis cerebral que le ha causado retrasos en su desarrollo. Llevar a un niño que tarda más en alcanzar simples logros como sujetar su cabeza, sentarse o rodar puede ser un reto importante. El bajo tono muscular es la constante con nuestro niño, aunque hemos experimentado algunos momentos espásticos; ambas cosas pueden hacer difícil colocar al bebé, pero con práctica uno puede dar con la mejor manera de hacerlo. Así mismo, diferentes portabebés han sido más exitosos para nosotros en diferentes etapas del crecimiento de nuestro hijo. Aquí presento nuestra experiencia llevando a nuestro hijo con los portabebés que tenemos: Bandolera de anillas, rebozos, fulares y portabebés de inspiración asiática. Esperamos que esto ayude a otras personas con hijos con necesidades especiales.

Llevar a nuestro hijo en portabebés nos proporciona la alegría y el privilegio de tener al niño cerca de nosotros. Dado que nuestro hijo no puede aún moverse de manera independiente como para explorar el mundo, llevarle encima nos ayuda a enseñarle la naturaleza, la actividades domésticas, juegos, deportes, gente y muchas más cosas. Sigue leyendo