¿Cómo llegué a ser papá canguro? Por Pedro: “No perdamos esa tradición; es buena para nosotros y más para nuestros hijos”

¿Por qué me hice papá canguro ? Por sentir cerca de mi pecho ese cuerpito calido y precioso de mi hijo, por darle calor y amor, por lograr una union, una conexion,que los papis nos cuesta mas crear con nuestros hijos al inicio ya que no lactamos, por cuestiones obvias… Por ver sus ojitos profundos y observadores, por enseñarle las cosas, señalarselas y por que me encanta caminar y asi el puede venir conmigo a la quebrada, a ver las vacas, a regar los arbolitos o darle comida a las gatas, porque le gusta ver cómo hago la ensalada… además de ser una delicia sentirlo contra uno cuando se queda dormido en mi pecho, es lo máximo… una sensación de tranquilidad, suavidad, cobijo, confianza y amor únicas. Seguir leyendo

Sobre la importancia del contacto (parte 4 -y última)

ME SIENTO YO PORQUE ME TOCAS. Parte 4: La Sensualidad

Artículo de C. Nisak publicado en maternage.free.fr y traducido del francés por Red Canguro. Título original: “Ma peau, je me sens moi parce que tu me touches” (1985). (Leer aquí la parte 1, la parte 2: La mano y la parte 3: El Yo-Piel).

La piel: vehículo de la sensualidad

El lactante no es únicamente un estómago que llenar, ni una suma de emociones y sensaciones. Ante todo es sensualidad: siente el calor, la dulzura de las caricias, su ritmo. Vibra bajo la presión de las manos de su madre sobre su cuerpo y goza con ese contacto que le fortalece. Pero si su madre no ha adquirido un comportamiento maternal ya sea por lo que ella vivió de bebé ya sea por aprendizaje, se mostrará torpe y pondrá en peligro la supervivencia de su hijo. Seguir leyendo

Los bebés tienen sed de amor

Por David Servan-Schreiber. Traducido por Red Canguro. Publicado en maternage.free.fr con el título original “Les bébés ont faim d’amour”.

Georges es psiquiatra y acaba de tener su segundo hijo. Ha dormido mal esta noche porque el crío se despertaba llorando.

Georges me ha hablado de su teoría sobre la educación de los bebés, sobre todo en cuanto a la noche: “una vez que has comprobado que no tiene ni demasiado calor ni demasiado frío, que está seco y que ha sido alimentado, un bebé no tiene ninguna necesidad biológica legítima más. En ese caso puedes dejarle llorar: ¡no es más que manipulación!” Esta actitud está muy anclada dentro de nuestra psicología colectiva. La prueba es que nadie encuentra un argumento sólido para responderle. Sin embargo, los experimentos sobre este tema la desmienten totalmente. Seguir leyendo

Portabebés y abuelos u otros familiares… Un mundo lleno de amor

Cuando hablamos de instinto maternal, automáticamente pensamos en aquellas de las cuales proviene la expresión en sí, de las madres. Claro que también empieza a usarse mucho el término instinto paternal, después de todo cada vez son más los padres que se involucran en la crianza de los hijos, algo impensable no mucho tiempo atrás, y lo hacen no porque sea lo que se espera, o porque así demuestran ser más modernos, lo hacen porque aman a sus hijos tanto como podemos hacerlo nosotras, o ¿no habéis oído hablar de hombres que viven el embarazo tan en profundidad que comparten los mismos síntomas que sus mujeres?

Pero hay un instinto, un sentimiento del que muchas personas no se acuerdan, el amor que sienten los abuelos y los tíos por nuestros hijos. Es cierto que la expresión “instinto abueril” o “apego sobrinal” no existen, pero no por ello su amor es de inferior calidad. Es distinto, pero hermoso y grande a la vez. Seguir leyendo

Sobre la importancia del contacto (parte 3)

ME SIENTO YO PORQUE ME TOCAS. Parte 3: El Yo-Piel

Artículo de C. Nisak publicado en maternage.free.fr y traducido del francés por Red Canguro. Título original: “Ma peau, je me sens moi parce que tu me touches” (1985). (Leer aquí la parte 1 y la parte 2: La Mano)

El Yo-piel, órgano de apego

Por la piel –uno de nuestros primeros órganos sensitivos que empiezan a funcionar y el más extendido en el cuerpo humano- es por donde toma todo el valor el contacto vital instintivo del niño hacia su madre.

El recién nacido conoce a su aliado, su “playa” de amor y de reposo. Conoce mejor que la madre la textura de su carne, los lugares para reconfortarse y la dulzura que esa piel le ofrece, relajada y flexible, o le niega, rígida y dura. Se agarra a esta piel, se cuelga con fuerza o desesperación, porque conoce la “naturaleza” de este contacto (una madre no puede engañar a su hijo sobre sus intenciones si a pesar de gestos aparentemente acogedores no tiene ganas de dar, el niño lo sabrá). Seguir leyendo

Calendario 2010 Red Canguro: ¡Ya disponible!

Os presentamos el Calendario 2010 de la Red Canguro, que lleva el lema de la última Semana Internacional de la Crianza en Brazos: “Al alcance de tus besos”, con preciosas fotos llenas de besos, abrazos y mimos.

Consigue tu ejemplar enviándonos la hoja de pedido al e-mail redcanguro@gmail.com. (Descarga la hoja de pedido aquí en pdf , o aquí en .doc hoja pedido word, o bien solicítanosla por email).

Seguir leyendo

Sobre la importancia del contacto (parte 2)

ME SIENTO YO PORQUE ME TOCAS. Parte 2: La Mano

Artículo de C. Nisak publicado en maternage.free.fr y traducido del francés por Red Canguro. Título original: “Ma peau, je me sens moi parce que tu me touches” (1985). (Leer aquí la parte 1)

La mano

La mano no es sólo un maravilloso instrumento de acción sobre el mundo exterior, es también una artesana del conocimiento de sí mismo. El niño descubre sus manos en su campo visual; es la primera imagen del cuerpo: juegan además un papel importante en la somatognosis, es decir, en el conocimiento de otras partes de su cuerpo: cara, pies, órganos genitales, ya que pueden agarrarse y los hacen suyos.

La piel es junto al corazón el único de nuestros órganos vitales al que el lenguaje da una gran importancia: tiene multitud de expresiones que la mencionan cuyo poder de evocación es con frecuencia preciado. Seguir leyendo