Déjate llevar por la amistad

La Semana Internacional de la Crianza en Brazos nos ha quedado pequeña, y todavía tenemos artículos que deseamos compartir con todos vosotros.  Aquí uno de ellos, “Déjate llevar por la amistad”.  Precioso artículo de Paula Gómez para Red Canguro.

Estarás de acuerdo conmigo en que hay veces que la vida te lleva hacia personas que acaban siendo parte de ti, de lo que eres y de las que no te puedes “escapar” y que muchas de esas veces el camino es tan tortuoso que hasta que no tienes un respiro para hacerte a un lado, ni siquiera te das cuenta.

Los portabebés ergonómicos han sido para mí muchísimas cosas, sostén para mis hijos, diversión en forma de columpio, abrigo cuando mi mala cabeza se dejaba las chaquetas de mis peques en casa… muchísimas cosas que me han facilitado la vida como madre de una familia numerosa, pero también han significado una llave a amigas que probablemente de otra manera no hubiera conocido, ya que me cuesta socializar y peco de seca en mi trato con desconocidos (vamos, que soy una siesa, como diríamos en mi tierra)

A lo largo de este recorrido a través de trapos, hijos, cafés y desayunos he conocido a amigas increíbles con las que tengo más o menos cosas en común, he conocido a Charo, una auténtica crack con los fulares que tiene una estantería de portabebés que dejaría muerta a cualquiera. He conocido a Marta, que es una Artista, así con mayúscula porque todo se le da bien y encima ni siquiera pretende que los demás alucinemos con ella. He conocido a Nieves, una fularera de primera división y que tiene unas hijas divinas; a Fer, que enseña a levantarse y luchar en cualquier situación; a Gema, que es una de las personas más tiernas que conozco; a mi Raquelinchi, que nos parecemos un montón aunque “la odie” porque en nuestra búsqueda de una niña ella tuvo éxito, he estrechado mi relación con Ana Marta que fue la primera persona que conocí de este mundillo y con la que seguramente no hubiera vuelto a verme, peeeero sobre todo, los fulares me han regalado a Aran.

Aún recuerdo la primera vez que “hablé” con ella, mi segundo hijo acababa de nacer, yo no era capaz de usar un fular a la espalda y ella se ofreció a ayudarme a hacer un canguro. Una cosa llevó a la otra, a quedar para un vernos un ratín con los niños (vivíamos cerca aunque nunca nos habíamos visto), a llamarnos para cotillear de trapos, a cafés de emergencia si necesitábamos un desahogo o llorar en un hombro comprensivo. Aran me enseñó las bases de la doble hamaca, y es la auténtica maga del canguro adelante, sólo con sus instrucciones conseguí cogerle el tranquillo… Y así hasta hoy, que si queremos “viborear” nos tenemos que poner de acuerdo porque ahora nos separan 10 husos horarios.

Así que ya sabes, si una mamá se te acerca en el parque para comentarte qué bonito es el fular que llevas puesto o cómo has conseguido la tensión perfecta en ese nudo tan difícil… déjate llevar.”

Artículo Paula

La Red Canguro, Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés, es una asociación sin ánimo de lucro que se estableció en noviembre de 2008 con los fines de fomentar el uso de portabebés entre madres y padres y cualquier persona interesada, difundir información relacionada, servir de contacto y apoyo a personas que deseen iniciarse en el mundo de los portabebés, alentar el encuentro e intercambio de información y experiencias entre personas usuarias de los mismos, aumentar el nivel de conocimientos sobre el porteo de bebés en castellano y fomentar y difundir la crianza con apego. Para más información sobre estos temas, visita: http://www.redcanguro.org

Creative Commons License by Red Canguro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.

Puedes reimprimir o distribuir este artículo libremente en cualquier medio (ya sea impreso, en un sitio web, o en un correo electrónico) con la única condición de que mantengas el título, contenido y el pie del articulo con la informacion de nuestra asociación intactos, y que todos los enlaces a nuestro sitio web esten presentes.

Déjate llevar en fotos

Ya tenemos nuestro hermoso álbum de fotos para el Calendario 2014, disponible en nuestra fanpage para todos los que quieran embellecer la vista, lleno de fotos de todos los tipos y colores, fotos porteando en montañas, parques y playas, porteando a uno, dos y hasta… ¡tres bebés!  Fotos de mamás, papás, abuelos y hermanos porteadores.  Fotos de bebés recién nacidos y de canguritos mayores.

De todas las fotos recibidas, la Asamblea Coordinadora de Red Canguro elegirá una cantidad de fotos a determinar, y luego entre estas fotos finalistas las que tengan más comentarios (no más “me gusta”) serán las que formen parte del Calendario 2014 (un solo comentario por persona).

Muchas gracias a todos los que participaron y muchas gracias a todos los que pasan, miran y comentan.  ¡Feliz Semana de la Crianza en Brazos para todos!

1393736_538673922881357_395727257_n[1]

Déjate llevar por la ilusión

Hoy nos toca “Déjate llevar… por la ilusión”.  Mamigumi nos ha regalado esta poesía… ¡la primer poesía de Red Canguro!  Contando su experiencia con su bebé pequeñito.  ¡Muchísimas gracias, Mamigumi!

En el interior de mi alma un buen dia te acunaba
Y con mis latidos, tu siempre te tranquilizabas.
Mi calor de madre tu cuerpo empapaba
Y dentro de mi nada te hacia falta.

Mientras en mi dulce espera mi vientre llenabas.
Mil trapos busque para tu llegada.
Gasté y compré, conocí a unas hadas
Que sobre el porteo cuentos me contaban.

Practique y practique
Con una muñeca salada
De información me empape
Red Canguro me ayudaba.

Y una mañana azul,cuando a este mundo llegabas
En un bolso blanco y negro, mis trapos allí llevaba
Un Bambuleo amarillo y una bando de indio larga.

Pero como el mundo triste un poco nos envidiaba
Nos separo a los dos con un cristal que desgarra
Y no pude portearte ni enamorarnos al alba.

Pero cuando un dia de nieve
Llegaste al fin a esta casa
Mama te abrazo muy fuerte
Y no quiso que lloraras.

Y te acuno en su regazo
Y miro vídeos de hadas
Para subirte En los trapos
Y no dejar que bajaras.

Cuando estamos porteando
Las horas un poco se paran
Y volvemos a abrazarnos
Como estando embarazada.

Y somos los dos felices
Oigo tu respiración callada
Y recupero las horas
Que el hospital nos robaba.

Todo el tiempo que porteamos
Sonreímos a escondidas
Porque portear los hijos
Es lo mejor de esta vida.

Mamigumi 1

La Red Canguro, Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés, es una asociación sin ánimo de lucro que se estableció en noviembre de 2008 con los fines de fomentar el uso de portabebés entre madres y padres y cualquier persona interesada, difundir información relacionada, servir de contacto y apoyo a personas que deseen iniciarse en el mundo de los portabebés, alentar el encuentro e intercambio de información y experiencias entre personas usuarias de los mismos, aumentar el nivel de conocimientos sobre el porteo de bebés en castellano y fomentar y difundir la crianza con apego. Para más información sobre estos temas, visita: http://www.redcanguro.org

Creative Commons License by Red Canguro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.

Puedes reimprimir o distribuir este artículo libremente en cualquier medio (ya sea impreso, en un sitio web, o en un correo electrónico) con la única condición de que mantengas el título, contenido y el pie del articulo con la informacion de nuestra asociación intactos, y que todos los enlaces a nuestro sitio web esten presentes.

Déjate llevar por la necesidad, lactancia y porteo

El 6 de octubre se festeja en España la Fiesta de la Lactancia, así que acorde a ello, publicamos hoy un artículo sobre Lactancia y Porteo, la experiencia de Marina e Irene.  Dejate llevar por la necesidad de amamantar.  ¡Muchas gracias por compartir su historia!

La primera compra que hice para bichito y para mí, allá por el mes de noviembre del año pasado, estando embarazada de menos de 5 meses, fue un fular.  Había visto algo sobre ellos en internet y me parecía la opción más cómoda para poder salir a pasear con mis dos perritas y la bebé sin estorbos de carros o similares.  Lo que no me imaginaba era lo versátil y cómodo que iba a llegar a ser.

En febrero llegó Irene a nuestras vidas (antes de lo que esperábamos) y de momento sólo empecé a usar el fular en casa, durante alguna clase de prácticas virtual a la que asistía, era la mejor forma de tener atendida a la pequeña mientras yo hacía otras cosas.

Pero pronto papi empezó a trabajar, y nos quedamos solas las cuatro (Irene, las dos perritas y yo), y a la salida normal de mediodía, con Irene “colgada”, por supuesto, se sumaron las salidas adicionales de Avi, que se nos puso enferma del colon.  De repente le entraba la urgencia, había que salir corriendo, y los paseos podían durar entre media hora y dos horas , así que, como además, habíamos elegido la lactancia a demanda, si Irene tenía ganas de comer, lo hacía durante el paseo, mientras estaba resguardada en su fular… y menos mal que teníamos el fular (y más adelante también una mochila), porque no me quiero ni imaginar los malabarismos que hubiera tenido que hacer entre el carro, la perrita paseando por zonas de césped/tierra e Irene mamando si le entraba hambre..

Recuerdo que también al principio, si iba de compras, si salía a algún centro comercial, iba con el carro y algún biberón (aunque fuera de mi leche)… hasta que un lluvioso día del mes de mayo decidí salir de casa sólo con la mochila.. ¡bendita idea!  Estuvimos entregando papeleo en Alcalá de Henares, estuvimos de compras, y además llovía, y todo ello sin el estorbo del carro (andar montándolo y desmontándolo) y la comodidad de que Irene se alimentara cuando quisiese sin tener que interrumpir lo que estuviera haciendo en ese momento y con las manos libres.

Pero la combinación de fular y lactancia no se ha limitado a los paseos con las perritas (que aún seguimos aprovechando, porque la pequeña ha elegido seguir mamando de momento, y seguiremos cuando haga frío porque para eso ya nos hemos hecho con un buen cobertor) o las salidas de compras, también me ha venido bien para conciliar trabajo y lactancia.  Cuando llegó  el mes de agosto, con Irene con poco más de 5 meses, yo ya había agotado todos los permisos habidos y por haber: permiso de maternidad, de lactancia, vacaciones… La opción de la excedencia no era viable por cuestiones económicas, así que, me entró el pánico: yo quería llegar a los 6 meses de lactancia materna exclusiva y el hecho de incorporarme al trabajo iba a complicar mis deseos.  Pero por suerte mis miedos no se cumplieron. He tenido el gran privilegio de poder ir al trabajo con mi pequeña durante el mes de agosto y allí, la herramienta clave para cumplir con mis obligaciones como trabajadora y mi derecho como madre ha sido el fular: Irene comía y dormía según necesitaba gracias al porteo.

la foto (6)¿En qué ha favorecido el porteo a nuestra lactancia?  En todo.  Ha sido lo que nos ha permitido (y aún hoy nos permite) mantener la lactancia a demanda en cualquier momento y en casi cualquier circunstancia sin tener además que hacer uso de las salas de lactancia  y sin lesiones importantes en mis brazos ni muñecas por sostener incorrectamente a mi pequeña o no tener una posición fisiológica adecuada.

La Red Canguro, Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés, es una asociación sin ánimo de lucro que se estableció en noviembre de 2008 con los fines de fomentar el uso de portabebés entre madres y padres y cualquier persona interesada, difundir información relacionada, servir de contacto y apoyo a personas que deseen iniciarse en el mundo de los portabebés, alentar el encuentro e intercambio de información y experiencias entre personas usuarias de los mismos, aumentar el nivel de conocimientos sobre el porteo de bebés en castellano y fomentar y difundir la crianza con apego. Para más información sobre estos temas, visita: http://www.redcanguro.org

Creative Commons License by Red Canguro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.

Puedes reimprimir o distribuir este artículo libremente en cualquier medio (ya sea impreso, en un sitio web, o en un correo electrónico) con la única condición de que mantengas el título, contenido y el pie del articulo con la informacion de nuestra asociación intactos, y que todos los enlaces a nuestro sitio web esten presentes.

Déjate llevar por la diversión

Continuamos desplegando el lema de la SICB 2013 “Déjate llevar”, y hoy hablaremos de la diversión, de lo divertido y lúdico que puede ser el porteo.  Para ello, Arantxa Gutiérrez Fernández, una de nuestras madres canguras, ha escrito este hermoso texto.  ¡Agradecidos de corazón!  “Déjate llevar… por la diversión”

Cuando un bebé nace, necesita sentirse arropado, calentito, seguro, en movimiento…en definitiva, lo más parecido posible a como se hallaba en la tripa de mamá, y eso se resume en dos palabras: en brazos.

Por lo general, en seguida nos damos cuenta que nuestros bebes tienen una necesidad “real” de estar en contacto físico permanente con nosotros. Gustosamente los cogemos en brazos y es entonces cuando caemos en la cuenta de que además de arrullar a nuestro retoño, tenemos otras cosas más mundanas que hacer (cocinar, ir a la compra, escribir en un ordenador) y otras muchas igual de importantes, como cuidar al resto de nuestros niños en el caso de que tengamos a más de uno.

Surge aquí el gran descubrimiento de los portabebes ergonómicos. Nos permiten seguir en contacto permamente con nuestro bebe, pero al mismo tiempo podemos alimentarle, atender a sus hermanos o seguir con las tareas cotidianas de nuestra vida, manteniendole feliz a nuestro lado y seguro.

Una vez que los portabebes han entrado en nuestras vidas, además de un artículo de primera necesidad, se convierten en una diversión.

Disfrutamos usándolos, cantamos a nuestros pollitos, les tenemos cerquita para cubrirles de besos, vamos al parque mientras miramos las cosas por el camino, nos miramos a los ojos…al mismo tiempo en el caso de tener otros hijos, seguimos teniendo dos manitas para dar, y nuestros pequeños, pronto aprenden que existe otra forma de llevar a los bebes.

la foto (2)
De nada sirve que les digas a tus hijos una y mil veces cual es la forma correcta de hacer algo. Ellos no aprenden de tus palabras, aprenden de tus actos. Educamos con el ejemplo y es por ello que en mi casa a día de hoy y tras haber visto portear a todos sus hermanos, mis retoños portean a sus muñecos, coches, perritos y demás objetos queridos.

A los peques le encanta jugar a ser mayores e imitan nuestros actos. Quizá el hecho de haber visto a sus madres y padres portear se les quede grabado en el subconsciente de forma que cuando crezcan sea para ellos lo normal. Los bebes van con sus padres, cerquita, agustito y sin llantos.

Portear no es sólo una gran solución a una necesidad si no que además, y esto es lo bueno, es divertido. Compartes estímulos con tu bebé, te haces mimitos, eliges los portabebes porque te gusta su color, su textura, su comodidad e incluso algún día, porque nos pega con la ropa y nos pone de buen humor.

la foto (1)
Nos permite hacer actividades juntos, pasear, subir en transportes públicos, bañarnos en el mar, jugar en el parque, ir de compras, explorar un mundo entero por descubrir estando juntitos y nuestros hijos lo toman así, como un juego.
Cuando van creciendo y los vamos usando menos, les podemos seguir dando otras utilidades, como columpio, como hamaca, como tienda de campaña de juegos…en fin, mil y una formas de disfrutar de ello, porque nuestra relación con los niños, debería ser así, feliz, llena de cariño y de juego y porque para nosotros, el porteo ha sido y es una fuente de alegría.la foto (5)
Portear a nuestros hijos hoy es un gran beneficio inmediato para ellos y para nosotros y una apuesta de futuro, ya que estamos sembrando en las generaciones futuras el germen del amor por llevar a sus hijos pegaditos.

La Red Canguro, Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés, es una asociación sin ánimo de lucro que se estableció en noviembre de 2008 con los fines de fomentar el uso de portabebés entre madres y padres y cualquier persona interesada, difundir información relacionada, servir de contacto y apoyo a personas que deseen iniciarse en el mundo de los portabebés, alentar el encuentro e intercambio de información y experiencias entre personas usuarias de los mismos, aumentar el nivel de conocimientos sobre el porteo de bebés en castellano y fomentar y difundir la crianza con apego. Para más información sobre estos temas, visita: http://www.redcanguro.org

Creative Commons License by Red Canguro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.

Puedes reimprimir o distribuir este artículo libremente en cualquier medio (ya sea impreso, en un sitio web, o en un correo electrónico) con la única condición de que mantengas el título, contenido y el pie del articulo con la informacion de nuestra asociación intactos, y que todos los enlaces a nuestro sitio web esten presentes.

Déjate llevar por la necesidad

Con el lema “Déjate llevar”, hoy hablaremos de cómo nos ayudan los portabebés en casos de necesidad, y para ello contamos con la experiencia de una mamá cangura y su retoño.  Regina Laquidain escribió para nosotros estas palabras ¡desde Red Canguro profundamente agradecidos!  “Dejate llevar… por la necesidad”

Los portabebés tienen muchísimas ventajas, y en el día a día nos salvan de muchas, pero hay situaciones en las que llevar un portabebés te ayuda de verdad a sobrellevar un mal rato.

Estas Navidades nos fuimos a Roma de vacaciones. Es una ciudad preciosa, muy recomendable para familias. Y no es apta para silletas, así que nos llevamos en la maleta un mei y una mochila artesana. Fuimos los cinco: papá, mamá y los tres niños. A las 5 horas de llegar, estando en el apartamento, Lola, de 20 meses, se cayó contra una mesa y se abrió la frente de lado a lado. Os podéis imaginar la escena: niña llorando, sangre a borbotones, hermanos impresionados…

Era una ciudad desconocida y pedimos auxilio en el restaurante de abajo. Hay gente buena en todos lados, y Luca, uno de los camareros, subió al apartamento a ayudarnos. Nos dijo que él nos llevaría a un hospital. En ese momento cogí una toalla para tapar la herida, mi bolso y en un ataque de clarividencia, agarré la mochila de Yocosocositas.

Después de peregrinar un poco, acabamos en un maravilloso hospital pediátrico: “Bambino Gesù”. Allí, nada más ver a la peque, me dijeron que había que operarla. Era una herida profunda y muy a la vista, por lo que necesitaba que un cirujano plástico le arreglara lo mejor posible. Teníamos que esperar unas horas a que hiciera la digestión. A esas alturas Lola estaba ya calmada, pero agotada. Ella iba todo el rato en el portabebés. Necesitaba estar junto a su madre, y dormir, y sentir la cercanía de mi corazón. Nada de eso le podría haber dado metiéndola en una silleta, y yo también estaba agotada, así que no la podría haber tenido en brazos durante horas.

Foto hospital

Yo pensaba a menudo en la suerte que tenía de llevar un portabebés encima. He de decir que en los ocho días que estuvimos en Roma, no vi a nadie usando un portabebés ergonómico.

En el hospital me miraban un poco raro, pero nadie hizo ningún comentario negativo. Es más, tampoco nadie me pidió que la bajara para hacerle alguna prueba. Le tomaron sangre estando ella en la mochila. Ese detalle me llamó la atención, y no era la última sorpresa que me llevé. Nos subieron a la habitación donde estuvo ingresada y no quiso echarse en la cuna, a pesar de que yo estaba con ella. Por fin se durmió. Y mientras tanto yo me acordaba de las benditas manos de Noelia. Cuando pasó el tiempo necesario, bajamos a quirófano. El cirujano plástico pediátrico se había levantado de la cama para operarla. ¡Vaya detalle! En la puerta de quirófano me dieron bata, gorro y calzas para que entrara con la niña y la acompañara hasta que le hiciera efecto la anestesia general. No me lo podía creer. Y eso sin ni siquiera pedirlo. Lo hacen por protocolo. ¿Cuándo lo conseguiremos aquí? Cuando salió de quirófano, subimos de nuevo a la habitación. Yo me eché a dormir a su lado y nadie me dijo que no podía estar en la cama con ella. Aunque en cuanto se despertó pasó otra vez a la posición “portabebé”.  Así estuvimos hasta que nos dieron el alta unas cuantas horas más tarde. Les pregunté si podíamos hacer vida normal, y me dijeron que sí. Así que nos fuimos a casa, dormimos la siesta, y a eso de las seis de la tarde ya estábamos visitando la “Fontana di Trevi”. Ya no paramos en los siete días restantes.Roma Coliseo

Tuvimos que pasar por el quirófano y la anestesia, pero a cambio a Lola le quedará una cicatriz muy apañada. Será su “Ricordo di Roma”.

La mochila nos ayudó a pasar este trago sin traumas. Guardo un recuerdo imborrable de ese viaje. Y a pesar de los contratiempos, fue una experiencia maravillosa.

 

La Red Canguro, Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés, es una asociación sin ánimo de lucro que se estableció en noviembre de 2008 con los fines de fomentar el uso de portabebés entre madres y padres y cualquier persona interesada, difundir información relacionada, servir de contacto y apoyo a personas que deseen iniciarse en el mundo de los portabebés, alentar el encuentro e intercambio de información y experiencias entre personas usuarias de los mismos, aumentar el nivel de conocimientos sobre el porteo de bebés en castellano y fomentar y difundir la crianza con apego. Para más información sobre estos temas, visita: http://www.redcanguro.org

Creative Commons License by Red Canguro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.

Puedes reimprimir o distribuir este artículo libremente en cualquier medio (ya sea impreso, en un sitio web, o en un correo electrónico) con la única condición de que mantengas el título, contenido y el pie del articulo con la informacion de nuestra asociación intactos, y que todos los enlaces a nuestro sitio web esten presentes.

Déjate llevar por la aventura

Seguimos desplegando el lema de la SICB 2013 “Déjate llevar”.  El artículo de hoy haciendo referencia a como los portabebés nos ayudan a acercar a los niños a la naturaleza, escrito por Edith para Red Canguro.

Mi pareja y yo nos conocimos haciendo el camino de Santiago, así que os podéis hacer una idea de lo que nos gusta el senderismo, disfrutar del campo…  Cuando tienes un bebé parece que desde que nacen hasta los 4 años, más o menos, todo eso se acaba, porque claro ¿a dónde vas a ir con un carro a cuestas?  Pero ahí llegaron los portabebés para salvarnos la vida una vez más y darnos esa sensación de libertad que tanto nos gusta y que muchas veces el carro te lo arrebata.  He de reconocer que nuestros primeros paseítos no fueron con el portabebé más recomendable por lo que no los disfrutábamos tanto como lo hacemos ahora, poco a poco me fui informando gracias a Red Canguro sobre portabebés ergonómicos y el cambio fue abismal.  Ahí sí que realmente comenzamos a disfrutar de nuestros paseos, acampadas y excursiones varias.  Gracias a los portabebés no había ninguna barrera que nos impidiera disfrutar de lo que realmente nos gusta.

DSC_0101

Para nuestra pequeña familia estas actividades son indispensables, nos permiten salir de la rutina para disfrutar de nuestro entorno natural.  A los niños les resulta muy divertido, todos estamos más relajados y nos ayuda a favorecer e intensificar nuestros lazos familiares.

Por otro lado intentamos inculcarles la necesidad de mantener nuestro medio ambiente y ser respetuosos con la naturaleza.  El conocer nuestro entorno, desde dentro, descubriendo la fauna y la flora que nos rodea hace que los peques lo valoren más y sientan la necesidad de conservarla.

Practicando senderismo junto a ellos desde que son bebés nos gustaría conseguir inculcarles la necesidad de llevar una vida activa y evitar en la medida de lo posible el sedentarismo, tan extendido en nuestra sociedad actualmente.

Y por último, y no por ello menos importante, el senderismo nos permite respirar aire puro, alejarnos de la contaminación que nos acompaña en el día a día en nuestra ciudad y eso los pulmones de nuestros peques también lo agradecerán.

El mundo se ve y se disfruta diferente con un portabebé, no sé si es por la sensación de libertad o por la energía que nos transmite nuestro bebé al llevarlo pegadito a nosotros… ¡¡¡hacer la prueba y contárnoslo!!!

DSC_0251

La Red Canguro, Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés, es una asociación sin ánimo de lucro que se estableció en noviembre de 2008 con los fines de fomentar el uso de portabebés entre madres y padres y cualquier persona interesada, difundir información relacionada, servir de contacto y apoyo a personas que deseen iniciarse en el mundo de los portabebés, alentar el encuentro e intercambio de información y experiencias entre personas usuarias de los mismos, aumentar el nivel de conocimientos sobre el porteo de bebés en castellano y fomentar y difundir la crianza con apego. Para más información sobre estos temas, visita: http://www.redcanguro.org

Creative Commons License by Red Canguro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.

Puedes reimprimir o distribuir este artículo libremente en cualquier medio (ya sea impreso, en un sitio web, o en un correo electrónico) con la única condición de que mantengas el título, contenido y el pie del articulo con la informacion de nuestra asociación intactos, y que todos los enlaces a nuestro sitio web esten presentes.

Próximas quedadas en Valencia y Tenerife

Les informamos de nuestras próximas quedadas en Valencia y Tenerife.  En los grupos locales de Red Canguro te encontrarás con otras familias canguras aprendiendo, viendo, probando.  Tendrás la posibilidad de catar distintos portabebés, de sacarte dudas en cuanto a nudos, usos, y distintas opciones de porteo.  Si estás por Valencia o Tenerife, no lo dudes!  En encuentro canguro es ideal para conocer, hacer amigos, aprender de porteo y pasar un rato agradable con los niños.

En Valencia: Este jueves, 27 de julio, nos reuniremos como cada último jueves de mes. Nos vemos a partir de las 17:30 en el Canguro Verde, en la calle General Prim. Allí compartiremos ideas para portear con el calor que está llegando. Si quieres que te llevemos algún portabebé para probarlo avísanos en el Fb de Red Canguro Valencia o en redcangurocvalenciana@gmail.com.

En Tenerife: La Asociación de Vecinos el Monturrio del barrio de Duggi, en Santa Cruz, nos ha cedido amablemente su local para celebrar nuestras quedadas periódicamente. Allí nos reuniremos este sábado, 29 de julio, a partir de las 11 de la mañana. Hablaremos de los beneficios del porteo, de las necesidades del bebé y de la familia y de cómo portear correctamente. Tendremos un montón de portabebés ergonómicos para probar.  Si necesitan más información, el contacto en Red Canguro Tenerife.  Les esperamos!

Red Canguro en Bebé a Bordo

Desde Red Canguro agradecemos primero a Alba Ferri, como socia, quién por petición del programa televisivo Bebé a Bordo, ha participado asesorando a una pareja de jóvenes padres sobre los beneficios del porteo ergonómico. Agradecemos especialmente al programa Bebé a Bordo por colaborar con la difusión del porteo ergonómico y la importancia de la fase en brazos. Desde Red Canguro trabajamos constantemente en la promoción del porteo, y ver que se trata naturalmente un tema como éste pues nos conmueve y nos motiva para seguir trabajando en esta línea.

 

 

Si quieres consultar los folletos informativos de Red Canguro que Alba les acerca a estos papás en el programa, los puedes ver aquí y descargar para ayudarnos a seguir difundiendo el porteo: Folleto de Información General de Red Canguro, ¿Por qué no llevar al bebé de cara al mundo? y Aupa y Teta

Semana Internacional del Pañal de Tela

Estos días estamos festejando la Semana Internacional del Pañal de Tela 2013 (del 15 al 21 de Abril). Se han organizado actos a nivel mundial, como batir el record Guiness de cambio de pañal de tela logrado el año pasado.  Las tiendas de venta de pañales de todo el mundo celebran esta semana aplicando descuentos y promociones. Así que es un buen momento para acercarse a estos pañales, una opción ecológica, que respeta el medio ambiente y la delicada piel de tu bebé; y económica, porque el gasto en pañales de tela es mucho menor que en desechables. También tienes disponible, nuestro fondo de pañales de Red Canguro por si no te decides y quieres problar distintos tipos de pañales por muy poquito precio.

Pañales marcadas 2

Acá las palabras de una mamá de nuestro foro, que empezando con los pañales desechables, se ha pasado feliz a los de tela,

Llevo cuatro meses usando pañales de tela. . ¿Cuál fue el motivo?. Creo que comencé a pensarlo cuando empecé a usar compresas de tela, si la tela era tan cómoda para mi, para un bebe que lleva pañal a todas horas casi durante tres años, muchísimo más.  Mi mayor ya estaba a punto de dejar el pañal, así que no me puse con el tema. Fue durante mi segundo embarazo cuando empecé a buscar información en Internet, esta vez que quería probarlos, pensaba en los pros y los contras, y ganaron los pros con diferencia, el  gran ahorro respecto a los pañales desechables, no aportar tanta basura… y muchos más, cada persona que usa tela puede contarnos unos cuantos. Cuando empiezas a buscar información, te das cuenta rápidamente, de que si el mundo de los portabebés es muy grande, el de los pañales de tela no se queda atrás. Unitalla, por tallas, todo en uno, todo en dos, ajustado más cobertor, gasas, predoblados, anudados, pul, lana, polar, bambú, cáñamo, insertables, absorbentes… un montón de nuevo vocabulario en mi vida. Luego te van surgiendo todas las dudas: ¿qué me gustará más?. ¿Mi peque va a preferir fibras naturales o sintéticas?, ¿Cuánta absorción necesito?, ¿Qué tipo de pañales le sentarán mejor?.
Ante todas estas cuestiones, hay dos posibilidades, hacerte con una pequeña colección, un poquito de cada cosa, ir probando y luego decidir y comprar más de lo que te viene bien o probar el fondo de pañales de Red Canguro. Con nuestro fondo, durante tres semanas probarás todo tipo de pañales, puedes consultar tus dudas en el foro, y compartir tu experiencia con otras mamis pañaleras, que así, todas aprendemos y disfrutamos.
Si estas interesada, regístrate en nuestro foro, accede al subforo  de pañales y busca el post: “¿Cómo puedo disfrutar del fondo de pañales?”

http://www.youtube.com/watch?v=lW9navHC7Qo&feature=player_embedded

Lucimos papás canguro

padre canguro

papá canguro porteando a dos niños

Hace unos días les pedimos fotos de padres canguros, con frases que muestren o expresen el espíritu de la foto.  Nos han llegado un montón de fotos (¡y el trabajo que nos dieron!), pero ha quedado un álbum divino.  Los invitamos a pasar y mirarlo, deslumbrarnos con tanto amor, tantos brazos, tanto cariño y tanta comunicación.  Porque el porteo no es solo cosa de mujeres, y a las pruebas nos remitimos.

Recuerden comentar en cada foto (no alcanza con darle “Me gusta”) que les gusta o les hace ilusión.  Entre las 10 fotos con más comentarios, los socios de Red Canguro eligirán al Arturo Papá Canguro 2013.  Todas las fotos participarán de un sorteo de productos Red Canguro.  Les pedimos encarecidamente, sí, que si desean compartir su foto, no lo hagan en forma individual, compartan el álbum entero, así se aprecia el espíritu del concurso, que en definitiva, es compartir el amor de llevar a nuestros hijos en brazos.

Para ver el álbum completo, lo pueden hacer aquí

 

 

 

Finaliza el concurso de carnaval y aquí la foto ganadora

Damos por finalizado hoy el concurso de Carnaval 2013. Les agradecemos de corazón a todos los que han participado, compartiendo con nosotros un momentito de su vida ¡Muchas gracias!  No nos cansaremos de agradecer a todas las familias que hacen todos los días de la crianza en brazos una realidad… muchas gracias a todas las familias que nos han regalado un poquito de sí y han compartido sus BELLAS fotos de carnaval. Nos hubiera gustado que ganaran todas, pero los animamos a que sigan caminando junto a nosotros, participando y siendo parte de esta gran familia. Porque bebés en brazos, bebés felices!

Los ganadores se han hecho acreedores de un lote de productos Red Canguro.  Pueden ver todas las fotos participantes aquí.

Carnaval 2013

Carnaval 2013

Cangureando en carnaval… ¿nos muestran sus disfraces?

Un año más Red Canguro quiere festejar el Carnaval con un concurso de disfraces y para ello buscamos fotos de peques disfrazados porteados de forma ergonómica. ¡Seguro que alguna tienes para compartir!

Envía tu foto fotosredcanguro@gmail.com ni bien puedas, recordando enviar también la autorización correspondiente, y tu foto entrará a formar parte del álbum del concurso que publicaremos en FaceBook. Las fotos con más “me gusta” ganará un lote de productos de Red Canguro.  Las fotos pueden ser enviadas hasta el 21 de febrero, y hasta el 28 se podrá votar la foto que más te gusta. Disfruten de este carnaval, saquen muchas fotos y a compartir, fotos, color y canguros.

carnaval

Portear, una tradición

Leyendo a Isabel Fernández del Castillo en su libro “La revolución del nacimiento”, me queda resonando una frase tan sencilla pero que sentí muy cierta; habla de que aprendemos a amamantar amamantando. Como que la mujer sabe amamantar porque a su vez fue amamantada, porque esa experiencia, ese conocimiento que adquirimos desde los sentidos en nuestro momento más perceptivo de la vida nos marca, la experiencia de ser amamantados nos marca, nos queda impregnada en la memoria. Esto no quiere decir que la mujer que no fue amamantada no pueda amamantar, pero lo que yo entiendo, es que si fuimos amamantadas, tenemos algunos puntos a favor en cuanto a una lactancia exitosa.

Siento lo mismo con el porteo. Se suele pensar al porteo como algo fácil, porque es lo natural, porque es lo que debería ser, porque está lleno de beneficios, ¿a qué bebé no le gusta estar a upa? ¿No es la naturaleza la que dicta la necesidad del contacto corporal entre bebé y mamá? Esas son las razones biológicas, las que dictan la necesidad de contacto entre bebé y mamá, pero el porteo también está sumamente atravesado por la cultura. ¿Fuimos porteadas? ¿nos dejaron largas horas en nuestra cuna o cochecito? ¿fuimos sostenidas? ¿vemos bebés porteados con frecuencia? ¿jugábamos de niñas a llevar a nuestros bebés a upa, o los paseábamos en carritos? ¿alguien más carga así a sus bebés en mi entorno?cangurita con bandolera Supongo que estas preguntas no se las hacen las mujeres del altiplano boliviano o de la sabana africana, agarran su aguayo o su bambará y listo, ya lo saben, nadie se los enseña, no les hablan de los beneficios del porteo ni de la posición correcta, no se lo cuestionan ni se las cuestiona, pero nosotras, mujeres de ciudad, alejadas de nuestro ser natural desde tiempos remotos, tenemos todo un camino por recorrer.

Portear es natural, pero no siempre es fácil. O no son fáciles sus comienzos. Primero hacerse del portabebé correcto. Se suele pensar que cualquier pedazo de tela sirve, un simple pedazo de tela. Sí, es así. Es así si estás convencida de que ese pedazo de tela te va a servir, o si dentro de tu contexto hay gente que portea con un pedazo de tela. La mujer africana no va a pensar que su pedazo de tela, su bambará, no sirve, porque a ella y al porteo que ella practica, les es funcional, les es útil, el bambará forma parte de su cultura. La mujer del altiplano no va a pensar que el aguayo que ella misma usó toda su vida es incómodo, porque en definitiva para ella no lo es, pero si nosotras empezamos con un aguayo… bueno, podemos tener suerte como no. Porque además, los portabebés tradicionales están diseñado para una situación de porteo determinada, un tipo de porteo determinado (en el caso del aguayo, muchas veces a la espalda y en posición cuna), acompañan a las actividades que la mujer realiza (trabajar la tierra, cargar materiales, recorrer grandes distancias, transportar otras cosas, además de a su bebé, etc.), están diseñados para un clima determinado, están construídos con los materiales del lugar. Así que para mí lo primero es encontrar el portabebé correcto, sea bambará, aguayo, pedazo de tela, fular o mei tai. Así y todo, va a tocar practicar, hasta que madre y bebé estén cómodos. Esta práctica no se termina en un día o dos, sino que el porteo es dinámico, y lo que hoy nos resulta puede que mañana no.Abuela regando con su nieto

En el transcurso de la práctica, puede que tu bebé llore muchas veces, o se retuerza o no te la haga fácil, básicamente, porque estás encontrando la manera de portear, estás practicando, por eso también es importante practicar antes sin bebé, aunque tampoco es determinante (yo lo recomiendo pero no lo hice). Ahí van a aparecer todas las voces, aparte de la tuya, que como sos una madre que se fija en su hijo, no permanecés muda, ciega y sorda dentro de vos. Y la gente, con buenas o malas intenciones, te va a decir “Ese bebé no está cómodo”, “Lo estás apretando mucho”, “Se queda sin aire”, “No le gusta el trapo”, “Sos vos que sos una empecinada que vaya ahí, está mucho más cómodo en el cochecito”, y miles de cosas más. Bebé 7 meses fular 3m20 con anillas

Todas estas voces, esta cultura que nos atraviesa, es la que hace que muchas veces el porteo sea un arte de difícil tarea. ¿Es imposible? No. Solo que tenés que estar preparada espiritualmente para atravesar los obstáculos. Ser paciente cuando tu hijo se queja o está a disgusto. Darte la posibilidad de tomártelo con paciencia y calma. Buscar de corregir la postura, para conseguir una posición lo más ergonómica posible, para vos y para el bebé. Probar otros portabebés si tenés la inquietud de qué es lo que les será más cómodo, porque el porteo en sí mismo no es incómodo. Claro que usar portabebés es siempre llevar peso extra encima, pero el porteo no es incómodo con un portabebé adecuado y una buena postura de mamá y bebé. Tener conciencia que dejarlo en la cuna o en el cochecito no está mal ni es un pecado capital, sino que el cochecito es un portabebé más. Saber si es lo que necesita tu bebé en ese momento o si necesita otra cosa. Y sí, pensar que es lo natural que vos y tu bebé disfruten de estar juntos, y que si eso no sucede, no es que fracasa el porteo, sino que hay cositas que arreglar. Mimos y besos

Portear es una tradición. Una tradición biológica, que nace de la necesidad de que madre y bebé estén juntos. Las mujeres occidentales nos hemos criado desoyendo esta tradición. Pero está en nosotras recuperarla, permitirnos y permitir a nuestros bebés el placer, la necesidad, la sanación del contacto piel con piel. Disfrutemos del estar cerca, al alcance de sus besos, y que tu bebé esté al alcance de los tuyos.

Los invitamos a mirar este pequeño video, donde se ve que porteando se aprende desde la vivencia personal y desde el ejemplo.  ¡Feliz semana internacional de la crianza en brazos para todos!

 

Artículo de Irene Pe para Red Canguro.

Cómo llegué a ser papá canguro, por Nicolás: “¿Uno de esos papás pelotudos yo? Ni de coña”

Texto de Nicolás García originalmente publicado en el blog Mamá Pata y sus Patitos. Ver los enlaces originales aquí y aquí.

Lo reconozco, siempre me reí de los papás que salían orgullosos de paseo con sus hijos en una mochila, los encontraba ridículos. Mi mujer no se reía de ellos pero había algo que no le convencía de aquello. Tampoco teníamos la información con la que contamos hoy en día, pero, intuíamos que algo no cuadraba.

Tuvimos nuestra primera hija y lo intentamos con una bandolera comercial (totalmente “ortopédica”, visto lo visto) pero fue un fracaso, estábamos incómodos nosotros y el bebé. Algo seguía sin cuadrar.

Tuvimos otro bebé y mi mujer empezó a interesarse por otro tipo de portabebés, yo, ni caso. Para mí era una cosa poco útil, incómoda y, para colmo, que te hacía parecer gilipollas, pero, mi mujer siguió con el tema y en las primeras navidades desde que había nacido Nacho (nuestro segundo hijo) entró en casa nuestra primera mochila ergonómica. Fue una Manduca (que aún tenemos) y para mi mujer fue un éxito desde el primer día. El niño estaba muy agusto y su madre más. Yo, no me la quería poner, insistía, erre que erre, que yo no me la quería poner, que eso no era para paisanos.

Un día necesitaba hacer cosas en casa y el bebé no quería otra cosa que cuello… y mi mujer apareció con la mochila de marras y me convenció para ponerla, total, era dentro de casa, nadie me iba a ver.

Me gustó, sí, me gustó. A partir de ahí fuí adentrándome cada día un poco más hasta llegar al día de hoy en el que los portabebés se han convertido en una herramienta más para hacer nuestra vida más fácil y no me considero un papá pelotudo por ello. Ahora sí cuadra.

Todo tiene una explicación, esas mochilas antiergonómicas (también conocidas como “colgonas”), en las que los niños llevan las piernas colgando, cargando su peso sobre los genitales e incluso colocados cara al mundo, son las culpables de que los padres me parecieran unos pelotudos; la postura es antinatual, además de incómoda e incluso perjudicial para el bebé y para el porteador (además son caras). No creo que nadie las use siendo consciente de que hay otro tipo de portabebés más bien creo que es falta de información, por lo menos esos padres sienten la necesidad de llevar a sus hijos cerca y eso ya es un gran paso.

La foto que abre el post es la primera que tengo en la que salgo porteando a un niño, mi hija en este caso.

II Parte: Una experiencia de papá canguro: por primera vez a solas con el bebé

Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, tenemos tres hijos. Los hemos tenido lo suficientemente seguiditos como para que entre la pequeña y la mayor sólo haya cuatro años y medio de diferencia, pero a su vez, lo suficientemente separados como para que, de vez en cuando volvamos a tener la sensación de inexperiencia que se tiene cuando se tiene el primer hijo. Vamos, esa que te hacer seguir sintiéndote como un pardillo.

Supongo que esa sensación quizás no te la quites de encima aunque tengas muchos hijos. Por lo general, dura sólo un rato, hasta que te viene a la cabeza el recuerdo de que eso ya te había pasado o que lo habías visto antes. Eso tranquiliza y te ayuda a llevar mejor las cosas.
Os meto este rollo porque, estos días, he vuelto a tener una experiencia con nuestra hija pequeña que ya había tenido con la mayor cuando tenía más o menos esta edad y me ha hecho reflexionar acerca de esto.

La secuencia es la siguiente: mi mujer necesita salir para hacer unos recados y me deja a cargo del bebé (de entorno a 4 meses), un escalofrío me recorre el cuerpo porque, a pesar de que soy un padre bastante implicado en la crianza de los críos, casi no me he quedado a solas con ella y, además, parece muy dependiente de su madre y… además, ¡yo no tengo tetas! ¿Qué va a ser de mi si se pone a llorar? ¿Qué voy a hacer?

No obstante, me digo: parece mentira, que me dé miedo una cosa tan pequeña, un padrazo como yo, vamos. Pero sigo acongojado y le sugiero a mi mujer que mejor vaya con ella, que igual tiene hambre… No, acaba de comer, llevar a la cría la retrasaría y, sobre todo, alguna vez tiene que ser la primera que me quede con ella.

Definitivamente me quedo con ella y arranco mi batería de canciones, tonada asturiana, para más señas. La cría encantada… un rato, luego se cansó, me puse a jugar con ella en la manta de actividades, también se acabó cansando, lo intenté con una muñeca de muchos colores que le gusta… también le aburrió… es en este momento en el que se me vino a la cabeza que todo eso ya me había pasado antes y me acordaba de cómo lo había solucionado antes: simplemente, la había puesto en una hamaquita y me había puesto a hacer mis cosas. Ella se quedó tranquila, se sentía segura y estaba a gusto, no necesitaba (en ese momento) todo el repertorio de monerías que le estaba haciendo y, además, yo pude hacer cosas. Eso fue hace cuatro años, ahora lo he resuelto de otra forma: me he puesto al bebé en un fular. El método ha sido distinto, pero, el resultado, el mismo o mejor aún.

A menudo me dedico a observar lo que hace cuando la llevo en el portabebés. La veo a gusto, se dedica, simplemente, a ver lo que hago, lo que la rodea, a sus hermanos, su casa o el camino hasta el supermercado, luego, cuando le parece, se duerme plácidamente. No le hace falta pedirte nada, porque tiene todo lo que necesita, salvo, la famosa teta, ahí, yo, ya no la puedo ayudar.